text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Las mujeres estudian más que los hombres?

      
Autor: Oficina Regional de Educación  |  Fuente: Flickr.

El nivel medio educativo sufre una brecha de género invertida: el 80% de las adolescentes de entre 15 y 19 años asisten a clase, mientras que solo el 67% de los varones de esa edad van al colegio. Esto quedó demostrado en el último informe realizado por la OCDE. En esta nota te contamos todos los detalles.

 

Lee también
» ¿Cuándo existirá la igualdad de género en el mundo laboral?
» Brecha de género: las mujeres estudian y los hombres trabajan
» La brecha de género podría disminuir en 50 años 

 

Investigaciones que demuestran la brecha de género invertida

Aunque es real que muchos son los sistemas educativos que tienen una mayor tasa de escolarización femenina que masculina, la brecha de Argentina es la más amplia de los 65 países (12,6% en favor de las mujeres), según dio a conocer la OCDE. Esta realidad hace que supere a países tales como Israel (8%), Irlanda (5,6%) y Nueva Zelanda (5,1%), que le siguen en la lista. La situación es más inverosímil si se la compara con la región: Brasil (1,3%), Chile (1,8%) y México (0,3%) casi no registran diferencias entre la cantidad de mujeres y hombres que asisten a la escuela.

 

Del mismo modo, un informe de Unesco determinó que el 70% de los países podrían alcanzar la paridad de género este año. Sin embargo, esta realidad no parece ser aplicable para esta región, donde las diferencias se acentúan en detrimento de los varones: mientras en 1999 había 95 hombres por cada 100 mujeres en secundaria, en 2010 había 90.

 

Además, el último informe del Observatorio de la Maternidad sobre la situación de los jóvenes demostró que las mujeres fueron quienes más progresaron en su nivel educativo en los últimos 30 años y que actualmente tienen más años de educación formal que sus pares masculinos. De esto se puede desprender que los hombres sufrieron un retroceso en el acceso a la educación, y que a pesar de sus estudios, las mujeres cumplen un rol inferior que los hombres en el ámbito laboral.

 

¿Por qué dejan de estudiar los argentinos?

Por un lado, en la mayoría de los casos las mujeres dejan de estudiar porque se embarazan y no pueden lidiar con ambas cosas a la vez. Por el otro lado, los hombres deciden no continuar con sus estudios porque sienten que esto no los capacita para una salida laboral, no están motivados y además deben salir a trabajar para conseguir el bienestar del núcleo familiar.  

Mabel Bianco, presidenta de la Fundación para el Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM), opina que esta brecha de género se puede deber “a la necesidad de los varones de salir a trabajar y a la poca capacidad de la escuela de retenerlos, porque no los prepara para la salida laboral”.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.