text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Nunca es tarde para empezar a estudiar poniendo en práctica el “Carpe Diem”

      
Fuente: UDEMM.

Como suele ocurrir también con respecto a la elección de carrera o el temor a los exámenes, la decisión de comenzar a estudiar a mitad de año está plagada de mitos, prejuicios y creencias erróneas. Pero… ¿por qué esperar hasta el año próximo si se puede comenzar ya mismo a caminar hacia el sueño elegido?

 

Lee también
» ¿Puedo comenzar a estudiar a mitad de año?
» Consejos para enfrentar tu período de exámenes con confianza
» ¿Cómo transformar el estudio en una actividad disfrutable? 

 



Algunos estudiantes, sólo por costumbre, dan por entendido que todos los inicios deben ser en marzo o abril y que inscribirse en el 2° cuatrimestre no les va a permitir adelantar más que unas pocas materias. Estos alumnos suelen sentir que el tiempo se les pasó y que deberían esperar hasta el año siguiente para iniciar sus estudios, “como debería ser”. Lo cierto es que no sólo estarán ganando medio año sino que además podrán tener un primer acercamiento a la carrera elegida de modo más inmediato para corroborar si es realmente lo que desean para su futuro y en caso contrario aún contarán con la posibilidad de una re-elección para el próximo ciclo lectivo.

 


Otros alumnos suponen que les va a costar adaptarse a un grupo ya formado. Sin embargo, por razones diversas no siempre se mantienen los mismos alumnos en cada comisión a lo largo de todo el año, de modo que  siempre hay posibilidad de conocer compañeros nuevos e integrarse a diferentes equipos de trabajo.

 

Otra de las ventajas de comenzar una carrera universitaria en agosto es que si existieran ciertas dudas vocacionales aún no resueltas, además de la consulta con un especialista (orientador vocacional) puede ser muy útil el contacto con docentes y compañeros más avanzados que pueden aclarar las especificidades de cada disciplina, especialmente las posibilidades de inserción laboral, ayudando al estudiante a proyectarse en el futuro y detectar si se siente cómodo en dicho rol profesional.

 

Por otro lado, quienes en marzo aún adeudaban materias de la escuela secundaria y han logrado aprobarlas, no necesitan dejar pasar el año sino que pueden ponerse al día cursando a partir de agosto.

 

Cada vez son más los alumnos que ingresan a la universidad en la segunda mitad del año y comienzan sus estudios de grado fuera del calendario estándar que muchas veces el potencial alumno tiene en mente. Según datos de la Universidad de la Marina Mercante (UdeMM), durante la inscripción para el segundo cuatrimestre de 2011 hubo un incremento de ingresos en relación al mismo período del año anterior. Este dato desestima el mito que muchas veces influencia a los alumnos a perder un año completo para inscribirse con el calendario corriente.

 

En el siglo I aC, Horacio dijo: “Mientras hablamos, huye el tiempo envidioso.  Vive el día de hoy. Captúralo”. Muchos han sido los cambios que atravesó la historia desde entonces, sin embargo, su “Carpe Diem”  es citado a menudo en estos veloces tiempos posmodernos.  Es aconsejable recordarlo,  sobre todo cuando se trata de formarse cuanto antes para enfrentar el futuro laboral con más y mejores herramientas.

 

 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.