text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Diseñaron un auto eléctrico en la universidad

      
<p>En una nueva apuesta por generar una alternativa económica y atractiva a las necesidades de movilidad de la población y al problema de la contaminación, docentes y alumnos de la <strong><a href=https://www.uns.edu.ar>Universidad Nacional del Sur (UNS)</a></strong> crearon un vehículo de bajo impacto ambiental y costo accesible que funciona a electricidad</p><p>La innovación comenzó en diciembre de 2006 y el prototipo del auto ya fue ensamblado por estudiantes y profesores de los Departamentos de Ingeniería y de Ingeniería Eléctrica y Computadoras de la universidad bahiense. Para hacerlo atractivo, la carrocería tendrá un estilo retro, inspirado en las cupés de Turismo Carretera de la década de 1940.</p><p>El nuevo auto presenta una plataforma útil para ensayar diversas alternativas tecnológicas, como un móvil para utilizar por el personal de seguridad en plantas industriales o por personas discapacitadas para circular por la ciudad. Su versión estandar podrá transportar dos personas y cierta carga, como una motocicleta, aunque su diferencia radica en que al ser de cuatro ruedas y tener carrocería, es más seguro.</p><p>Los primeros prototipos serán impulsados por energía eléctrica, sin puertas laterales, para servir al personal de seguridad del Campus Universitario de la UNS. Podrán trasportar como máximo 240 kilogramos. Alcanzarán una velocidad máxima de 30 kilómetros por hora, poseerá luces de posición y hasta limpiaparabrisas. Con dos baterías, tendrá una autonomía de uso de 12 horas. </p><p>La segunda etapa del proyecto pretende dotar a la unidad de un motor de combustión interna para que funcione de manera híbrida, es decir, con electricidad o combustible. Además, se realizarán modificaciones en la carrocería para que pueda ser utilizado por personas con capacidades diferentes en las extremidades inferiores. </p><p>En las ciudades el aumento de población ha generado numerosos inconvenientes, algunos relacionados al transporte de personas, como por ejemplo el deterioro de la salud pública, por el incremento de los contaminantes. La realidad actual hace común ver en las calles vehículos muy  deteriorados aún en uso cotidiano, a causa del alto costo de recambio de los automóviles y el escaso poder adquisitivo de cierta parte de la sociedad. Ello incrementa los riesgos de accidentes, y este panorama se repite en cada ciudad de nuestro país, señaló el ingeniero mecánico Walter Tuckat, del Departamento de Ingeniería. </p><p>Este experto de Bahía Blanca es uno de los directores del proyecto junto a los doctores Héctor Chiacchiarini y Alejandro Oliva, de Ingeniería Eéctrica y Computadoras. Según él, muchas instituciones, empresas o industrias necesitan vehículos para movilidad del personal y equipos pequeños, dentro de los confines de la planta. Estos requieren cumplir con normas de seguridad y con prestaciones mínimas específicas.</p><p>De todos modos, este trabajo permite desarrollar un proyecto real multidiscipliario entre alumnos e investigadores que abarque temas como la alta eficiencia energética, una mayor autonomía, uso de energías alternativas, tracción eléctrica o híbrida y más, señala el Tuckat. </p><p>El proyecto está definido en instancias teóricas y prácticas, para que los alumnos puedan poner a prueba sus conocimientos y generar respuestas creativas. Las hipótesis teóricas se han desarrollado a través de cálculos, simulaciones numéricas y experimentos, y luego se implementarán a nivel de prototipo de laboratorio. Finalmente, se ensayarán sobre el vehículo. En cualquiera de las instancias será posible revisar los supuestos y ajustarlos de acuerdo con los resultados intermedios.</p><p>La construcción de la carrocería comenzó en diciembre de 2006, de acuerdo a un modelo digitalizado basado en el diseño original. Los alumnos divididos en comisiones elaboraron un entramado metálico de las distintas partes. Ello permitió realimentar las imágenes digitales, y obtener conclusiones asociadas a la falta de habitabilidad o la carencia de estética en ciertas líneas del diseño original.</p><p>Queremos que manejarlo sea una experiencia agradable, y por eso le dimos importancia a la parte estética. Su diseño está basado en las antiguas cupé de Turismo Carretera de la década de 1940, señala Tuckat. El vehículo tiene un largo total de 2,3 metros un ancho de 1,35 y 1,75 de alto. Su peso estimado será de 410 kilogramos.</p><p><strong>Fuente: prensa UNS</strong></p>

En una nueva apuesta por generar una alternativa económica y atractiva a las necesidades de movilidad de la población y al problema de la contaminación, docentes y alumnos de la Universidad Nacional del Sur (UNS) crearon un vehículo de bajo impacto ambiental y costo accesible que funciona a electricidad

La innovación comenzó en diciembre de 2006 y el prototipo del auto ya fue ensamblado por estudiantes y profesores de los Departamentos de Ingeniería y de Ingeniería Eléctrica y Computadoras de la universidad bahiense. Para hacerlo atractivo, la carrocería tendrá un estilo "retro", inspirado en las cupés de Turismo Carretera de la década de 1940.

El nuevo auto presenta una plataforma útil para ensayar diversas alternativas tecnológicas, como un móvil para utilizar por el personal de seguridad en plantas industriales o por personas discapacitadas para circular por la ciudad. Su versión estandar podrá transportar dos personas y cierta carga, como una motocicleta, aunque su diferencia radica en que al ser de cuatro ruedas y tener carrocería, es más seguro.

Los primeros prototipos serán impulsados por energía eléctrica, sin puertas laterales, para servir al personal de seguridad del Campus Universitario de la UNS. Podrán trasportar como máximo 240 kilogramos. Alcanzarán una velocidad máxima de 30 kilómetros por hora, poseerá luces de posición y hasta limpiaparabrisas. Con dos baterías, tendrá una autonomía de uso de 12 horas.

La segunda etapa del proyecto pretende dotar a la unidad de un motor de combustión interna para que funcione de manera híbrida, es decir, con electricidad o combustible. Además, se realizarán modificaciones en la carrocería para que pueda ser utilizado por personas con capacidades diferentes en las extremidades inferiores.

"En las ciudades el aumento de población ha generado numerosos inconvenientes, algunos relacionados al transporte de personas, como por ejemplo el deterioro de la salud pública, por el incremento de los contaminantes. La realidad actual hace común ver en las calles vehículos muy  deteriorados aún en uso cotidiano, a causa del alto costo de recambio de los automóviles y el escaso poder adquisitivo de cierta parte de la sociedad. Ello incrementa los riesgos de accidentes, y este panorama se repite en cada ciudad de nuestro país", señaló el ingeniero mecánico Walter Tuckat, del Departamento de Ingeniería.

Este experto de Bahía Blanca es uno de los directores del proyecto junto a los doctores Héctor Chiacchiarini y Alejandro Oliva, de Ingeniería Eéctrica y Computadoras. Según él, "muchas instituciones, empresas o industrias necesitan vehículos para movilidad del personal y equipos pequeños, dentro de los confines de la planta. Estos requieren cumplir con normas de seguridad y con prestaciones mínimas específicas".

De todos modos, "este trabajo permite desarrollar un proyecto real multidiscipliario entre alumnos e investigadores que abarque temas como la alta eficiencia energética, una mayor autonomía, uso de energías alternativas, tracción eléctrica o híbrida y más", señala el Tuckat.

El proyecto está definido en instancias teóricas y prácticas, para que los alumnos puedan poner a prueba sus conocimientos y generar respuestas creativas. Las hipótesis teóricas se han desarrollado a través de cálculos, simulaciones numéricas y experimentos, y luego se implementarán a nivel de prototipo de laboratorio. Finalmente, se ensayarán sobre el vehículo. En cualquiera de las instancias será posible revisar los supuestos y ajustarlos de acuerdo con los resultados intermedios.

La construcción de la carrocería comenzó en diciembre de 2006, de acuerdo a un modelo digitalizado basado en el diseño original. Los alumnos divididos en comisiones elaboraron un entramado metálico de las distintas partes. Ello permitió realimentar las imágenes digitales, y obtener conclusiones asociadas a la falta de habitabilidad o la carencia de estética en ciertas líneas del diseño original.

"Queremos que manejarlo sea una experiencia agradable, y por eso le dimos importancia a la parte estética. Su diseño está basado en las antiguas cupé de Turismo Carretera de la década de 1940", señala Tuckat. El vehículo tiene un largo total de 2,3 metros un ancho de 1,35 y 1,75 de alto. Su peso estimado será de 410 kilogramos.

Fuente: prensa UNS


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.