text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Nuevos consejos para planificar el 2015 y no morir en el intento

      
Fuente: Shutterstock

Antes de hacer nuevos planes para el 2015 deberíamos chequear cuantas de las metas que nos propusimos al principio de éste año pudimos alcanzar. Para esto es importante que analicemos nuestra vida pensando en todas las áreas que la componen, especificando qué es lo que queremos lograr en cada una de ellas y qué es lo que hemos logrado o en qué hemos ido hacia atrás. De ésta manera podremos ver cuáles son los debes más importantes en nuestra vida y en cuales aspectos no nos ha ido tan mal.

 

Lee también
» Metas que deberías plantearte en los primeros años de trabajo
» 8 pasos para empezar a lograr tus metas

 


Por ejemplo, ¿tenés el trabajo que te gustaría? ¿Qué tan conforme estás con lo que hacés? Estas preguntas pueden ser las disparadoras para que te decidas, en el año que comienza, a realizar al fin lo que siempre has querido; por ejemplo, lanzándote en un emprendimiento propio o insistiendo en conseguir ese puesto con el que siempre soñaste.


Y ¿qué tal te ha ido comunicándote con los tuyos? Que las relaciones personales marchen bien es importante para mantener una óptima estabilidad emocional, que sin duda repercutirá en otros ámbitos de nuestra vida.


La Licenciada en Psicología Beatriz Bergman asegura que son 9 las dimensiones que existen a nivel de cada persona, y éstas son la autoestima, la emocional, la espiritual, salud, racional, social,comunicación con los demás, estética y laboral. Podés hacer tu lista detallando o puntuando que tal te ha ido en cada uno de estos aspectos para que puedas cerrar las etapas que ya no tienen sentido de ser y des la oportunidad a que nuevas puertas se abran. El fin de año es el momento de la reflexión; y con un buen balance y mucha voluntad lo que tú quieres lograr vendrá por añadidura.

 

En Universia elaboramos 6 tips que recomendamos tengas en cuenta ¡para que arranques el 2015 con toda la energía y pongas las manos a la obra para cumplir tus metas!

 


Buscá el espacio

Encontrá, entre la vorágine del día a día, un tiempo para reflexionar profundamente.

 

 

Llevarlo al papel

Escribí cuáles han sido tus puntos fuertes y tus fracasos del 2014, especificando a que área te estás refiriendo. Por ejemplo, destacá si en lo laboral cumpliste o si te acercaste a la meta, y si en lo personal te sucedió lo mismo o todo lo contrario.

 

 

Repaso por lo que pasó

Cuando tengas identificadas las alegrías y los sinsabores del año que se va, ya estarás listo para hacer nuevos planes. Eso sí, ésta vez procurá aplicar las enseñanzas de la experiencia que has adquirido.

 

 

Puedes preguntarte para que deseas lo que deseas

Esto te dará un incentivo extra para lograrlo o bien te hará abandonar una empresa que, si lo piensas bien, te lleva demasiada energía para el nivel de importancia que tiene en tu vida.

 

 

Armá un plan específico

Buscá tácticas y estrategias para llevar a cabo los planes que tienes en mente. Esto quiere decir: intentá tener lo más claro posible cómo hacer lo que querés hacer.

 

 

Márcate tiempos

No podés abandonar algo porque al primer intento no te salió como esperabas, pero tampoco es conveniente que te quedes mucho tiempo intentando algo que parece no llegar.

 

 

Controlá tu ansiedad y, sobre todo, ¡pensá de forma positiva!

Si tenemos identificado que hemos hecho bien y que no, deberíamos reflexionar sobre lo que estuvo mal, pero tampoco machacar y castigarnos con esas ideas. Es tiempo de balance y para que las cosas comiencen a marchar mejor, ¡dejá que tus pensamientos fluyan de forma positiva!

 

 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.