text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Selección de personal: Las 10 características que buscan las empresas

      
Selección de personal: Las 10 características que buscan las empresas
Selección de personal: Las 10 características que buscan las empresas  |  Fuente: iStock

En el momento de la selección de personal, los reclutadores intentan descubrir en los postulados diferentes características, que de tenerlas, son positivas para lograr conseguir el puesto. Si bien los procesos de selección son diferentes y tienen distintas etapas donde van saliendo a la luz las habilidades de los posibles empleados (o el déficit de ellas), los profesionales en Recursos Humanos poseen las herramientas para lograr identificar qué características definen a un trabajador y si se adecúan a lo que la empresa busca y necesita.

Para ver mas artículos de este tipo, te recomendamos visitar nuestra pestaña de:

 Noticias - Sección Empleo

Procesos de selección de personal: Las habilidades y características más buscadas por las empresas.

  • Habilidades sociales y capacidad de adaptarse al nuevo puesto y entorno: En la gran mayoría de los puestos la capacidad de interrelación con los compañeros, superiores y subordinados, es estrictamente necesaria. Es por eso que se evalúan las capacidades sociales del empleado. Además se intenta prever cómo se adaptaría el trabajador al nuevo puesto y a las nuevas actividades que el mismo propone. En el proceso de selección de personal, demostrar capacidad en el entendimiento y en la comunicación efectiva, es un punto a favor.

  • Empleados proactivos: Las empresas necesitan, y por ello buscan y reclutan, a personas que puedan demostrar que son capaces de realizar más de una tarea al mismo tiempo y a la vez que puedan dar un plus por sobre lo requerido. Una buena forma de demostrar esta capacidad, es poder comentar acerca de las actividades extra laborales que se llevan a cabo, y también el dar a conocer premios obtenidos o cualquier otra manera de definirse como un perfil exitoso o destacado.

  • Actitud positiva, motivación por el alcance de objetivos o cumplimiento de lo requerido: No solo en los empleos que tienen métricas que miden el cumplimiento de objetivos de manera porcentual o numérica. En todos los empleos es necesario cumplir con las tareas naturales del puesto. La motivación hacia ello y una actitud positiva son siempre bien valoradas, y pueden ser demostradas desde la experiencia o desde el aceptar rápidamente un nuevo objetivo y trabajar en pos de ello.

  • Buena presencia: Parece algo antiguo y casi obvio el hecho de poner como característica la buena presencia. Pero en los perfiles profesionales entran en juego las herramientas más modernas entre las de exposición pública, que son las redes sociales. Muchas empresas analizan entre otras cosas, las redes sociales de los postulados. Tanto las que son utilizadas simplemente para el ocio, como las que representan el perfil profesional (Ejemplo: LinkedIn). Es importante tener un perfil adaptado al puesto, que no significa mostrar absoluta seriedad, pero tampoco la exposición de detalles que minen la imagen que puede llegar a tener un reclutador sobre nosotros.

  • Respuesta a las necesidades del puesto: Es la más básica de las características. Desde la experiencia previa hasta los estudios relacionados que demuestren de alguna que es posible cumplir con las expectativas del puesto.

  • Intereses a futuro: Los intereses personales y los de una empresa no pueden ser los mismos, pero pueden adaptarse. Que el trabajador tenga objetivos personales claros, es importante para que la compañía entienda si puede ser útil para ese proyecto, eliminando o reduciendo las posibilidades de perder al empleado a futuro.

  • Idiomas: El ámbito comercial se orienta cada vez más a ser internacional, por los que la capacidad de hablar y trabajar en otro idiomas suele ser bien valorada por las empresas. Además representa el interés del empleado por adquirir nuevas herramientas.

  • Proyección en la compañía – estabilidad: Tiene relación con lo que comentábamos en “intereses a futuro”. Las empresas buscan empleados para proyectarlos durante mucho tiempo, siempre proponiéndole posibilidad de crecimiento, que suele ser lo que limita y genera la idea de salida para el trabajador. Por eso es importante que el reclutador pueda ver el interés de desarrollo y estabilidad dentro de la compañía de parte del postulante.

  • Capacidad de resolver problemas: Si bien todo debería estar medianamente organizado (incluso la forma de actuación ante los problemas típicos que puedan surgir), la habilidad o capacidad para tomar el mando y resolver inconvenientes es bien valorada.

  • Honestidad y buenas referencias: No sirve de nada mentir durante el proceso de selección para luego no poder desarrollar las actividades del puesto. Por eso es que marcamos que la honestidad es sumamente importante. Si no tenemos las habilidades requeridas y excluyentes para un puesto, existen dos caminos. Seguir preparándose para adquirirlas, o buscar otro puesto acorde a la experiencia. En cuanto a las buenas referencias, suelen ser para el reclutador la manera de conocer cómo se desenvuelve un trabajador en un empleo. Por eso es muy importante ser responsable a la hora de dejar un trabajo, y a la vez cumplir con las expectativas de los empleadores siempre y cuando sean justas.

Desde Universia esperamos haberte ayudado a entender mejor los procesos de selección de personal y a saber cuáles son las habilidades mejor valoradas por las empresas. 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.