text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La técnica pomodoro: Cómo usarla para aumentar tu productividad

      
La técnica pomodoro: Cómo usarla para aumentar tu productividad
La técnica pomodoro: Cómo usarla para aumentar tu productividad  |  Fuente: iStock

¿Qué es la técnica pomodoro y en qué ámbitos se aplica?

La técnica pomodoro fue creada con el objetivo de aumentar la productividad laboral en la década de los años 80 por el italiano Francesco Cirillo. Su nombre hace referencia al tomate dado que su creador empleó un temporizador de cocina con esa forma.

Esta metodología facilita la realización de una gran cantidad de tareas durante el día optimizando los tiempos sin dejar de lado el descansopara relajarse y despejar la mente de las tareas cotidianas que se realizan en ese período.

Esto provoca en quien realice el trabajo, la sensación de estructuración de las tareas e intensidad en su ejecución, gamificandolo. Es decir, las actividades tienen una lógica que suele ser parecida a un juego, lo cual las hace más llevaderas y disfrutables.

Aunque el método pomodoro es efectivo, ponerlo en práctica suele ser complejo ya que supone la ruptura de ciertos hábitos que tenemos establecidos y que suelen alejarse de los objetivos de la técnica.

Actualmente es aplicada en varios ámbitos laborales: Programadores webs, redactores, estudiantes, empresarios, secretariados y mucho más. 

Cada institución y profesional suele adaptar la metodología de acuerdo a la misión y visión interna del espacio de trabajo con el objetivo de fortalecer la técnica pomodoro en cada área y lograr mejoras específicas y adaptadas a las necesidades de las mismas.

Objetivos de la técnica pomodoro y cómo aplicarlos

Existen 5 objetivos que plantea la técnica pomodoro y los cuales deben seguirse a rajatabla, de acuerdo a su creador. Sin embargo, muchas empresas suelen adaptarlos a sus necesidades.

El fin es realizar en el menor tiempo posible una gran cantidad de tareas o actividades a través de una concentración alta, sin distracción alguna.

En la práctica consiste en: Dedicar 25 minutos (este lapso de tiempo se llamará 1 pomodoro) a trabajar, estudiar o ejecutar tareas sin distraerte, focalizándote sólo en las mismas. Cuando este tiempo (pomodoro) finaliza podrás tomar tu descanso de 5 minutos.

Luego que logres realizar o pasar 4 pomodoros podrás disponer de 15 minutos de relajación y descanso mental. 

Los objetivos que dispuso Cirillo sobre esta técnica son:

  1. Averiguá cuántos pomodoros necesitás para cumplimentarcon una actividad o tarea. Y en base a esa fórmula, aplicá más tareas y analizá cuántos pomodoros para alcanzarlas a todas las que ejecutás diariamente.

  2. Protegé al pomodoro evitando cualquier tipo de distracción que no te deje realizar las tareas propuestas. El fin es lograr la concentración, ¡ese es tu norte!

  3. Durante los 25 minutos que dura un pomodoro incluí unos minutos más para evaluar lo realizado.

  4. Organizá tus pomodoros para saber con exactitud cuál es el tiempo que te demanda realizar cada tarea o las tareas en su conjunto.

  5. Una vez cumplimentados los objetivos anteriores visualizá una meta personal que sea aún más potenciadora de tu jornada. ¡El objetivo siempre es crecer!

Puede que estos objetivos te parezcan demasiado exigentes. Incluso, es una de sus críticas más consideradas por estudiosos que consideran tirana esta metodología. 

Sin embargo, si nos alejamos de esa mirada reduccionista podemos encontrar en la técnica pomodoro una nueva forma de organizar nuestro trabajo o estudio.

Allí reside lo esencial de este método: Aplicarlo como medio para organizar nuestros tiempos y, en caso que los pomodoros te resulten demasiado cortos o exigentes, modifícalos de acuerdo a tus necesidades y resultados.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.