Noticias

Mediación social: Trabajar en la resolución en conflictos.

      
Mediación social: Trabajar en la resolución en conflictos.
Mediación social: Trabajar en la resolución en conflictos.  |  Fuente: istock

El principal objetivo de un mediador es lograr que las partes involucradas lleguen a un acuerdo positivo, mediante un acercamiento eficaz; si se logra una mejoría en la comunicación, o una reducción de lo crítico de una situación, aunque no se llegue a un acuerdo, ya la mediación se determinaría efectiva.

Las áreas y profesiones que suelen relacionarse con el empleo en mediación social suelen ser:

  • Trabajadores sociales.

  • Psicólogos.

  • Pedagogos.

  • Ciencias de la Educación.

  • Abogados y profesionales en el ámbito del derecho.

  • Seguridad del estado y fuerzas policiales.

De cualquier manera, no solo se limita a estas áreas, ya que la figura del mediador social es necesaria y puede actuar ante cualquier gestión de conflictos. Entre algunos de los campos de acción del mediador encontramos:

  • Educación: En el contexto educativo, la mediación social puede resultar un ejercicio que contribuya a disminuir conflictos y mejorar las relaciones entre profesorado y alumnos, y entre alumnos entre sí.

  • Familia: Los profesionales casi de cualquier área pueden participar en la mediación en ámbitos familiares, ya que se pueden atravesar, por ejemplo, conflictos judiciales, donde se necesita la acción de trabajadores sociales, psicólogos, etc.

  • Cultura: Existe toda una rama que se dedica a la mediación social interculturalpara reducir las diferencias y alentar a la comunicación efectiva entre distintos grupos culturales en convivencia.

  • Trabajo: Se abordan los problemas entre trabajadores y empresas, así como también entre una empresa y otra o entre un trabajador y alguno de sus pares.

  • Política: Los procesos de acuerdo político pueden necesitar la intervención de mediadores.

¿Cuál es el perfil y cuáles son las capacidades del mediador?

Si bien existen personalidades que tienen alguna habilidad innata para la mediación, la verdadera formación es formal. Es por eso, que debemos remarcar que el mediador en un profesional formado, y por lo tanto, las habilidades y capacidades pueden ser adquiridas. 

Podemos dividir estas habilidades y capacidades en tres grandes grupos: personales, sociales y comunicativas.

  • Habilidades y capacidades personales: Debe estar liberado/a de prejuicios, sabiendo aislarse en el hecho sobre el que está mediando, sin dejar fuera del análisis los aspectos necesarios, pero sin tener apreciaciones personales ni abogar por ninguna de las partes. Además debe mostrarse seguro/a y firme ante la toma de decisiones y debe tener capacidad de análisis durante el proceso.

  • Habilidades y capacidades sociales: Este punto pone el enfoque en cómo actuar en cuanto a lo producido en la interacción social. Debe ser empático e imparcial, además de confiable. Además, la confidencialidad es estrictamente necesaria

  • Habilidades y capacidades comunicativas: Al actuar de puente para la comunicación entre los involucrados en el conflicto, debe explotar sus recursos comunicativos para actuar en pos de una resolución positiva y analizar la información en curso para dar énfasis a aquello que considere necesario para obtenerla. Tanto el escuchar activamente, como el expresarse con claridad y saber elegir y ordenar los temas de debate, son métodos que obligatoriamente el profesional tiene que tener adquiridos.

En Argentina, podemos notar que incluso desde el estado se aplican políticas de mediación. Un ejemplo de ello es el programa “Acercar: Mediación social en los barrios”, perteneciente al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Desde el mismo, se propuso fomentar la apertura de centros de mediación comunitaria, para solucionar conflictos de índole barrial, y como herramienta de inclusión social. Estos centros deben ser dirigidos por mediadores registrados a través del Registro Nacional de Mediadores.   

La mediación social es una herramienta y una formación en auge, debido a que los cambios de paradigmas a los que la sociedad se enfrenta continuamente, obligan a su intervención. Modificaciones en las estructuras familiares, en los grupos religiosos y culturales, todo lo referente al contexto educativo y la necesidad de acción ante la desigualdad social y económica, son algunos de estos cambios.

Así es como te exponemos la importancia de la mediación social y de las incumbencias de los profesionales en el área. Esperamos haberte ayudado a aumentar tu información acerca de qué es un mediador social y qué trabajo realiza y que nos comentes qué otras habilidades consideras que son importantes para esta profesión

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.