text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Qué es el growth hacking y por qué se utiliza

      
Qué es el growth hacking y por qué se utiliza
Qué es el growth hacking y por qué se utiliza  |  Fuente: istock

En este contexto surge el Growth Hacking, una estrategia de marketing, programación y procesos que tiene como fin aumentar el crecimiento de una nueva empresa. El término fue creado en 2010 por Sean Ellis quien creó estrategias de marketing para empresas como Dropbox.

A los profesionales que realizan esta labor se los llama growth hackers y son una combinación entre expertos en marketing y programadores. Actualmente no existe una carrera u orientación específica al growth hacking, por lo que muchos growth hackers son autodidactas. Es difícil explicar en qué consiste la disciplina porque cada caso es diferente, pero la idea detrás es siempre la misma: buscar estrategias para que el usuario invierta la menor cantidad de dinero posible  que incremente el número de compradores y el éxito de su empresa.

En qué consiste la labor del growth hacker

Para poder implementar growth hacking en una empresa, el profesional debe realizar un estudio exhaustivo de la industria, los seguidores y la audiencia a la que se quiere apuntar. Además, debe desarrollar estrategias de difusión del producto para atraer usuarios y hacer que se haga viral, es decir, que se expanda rápidamente por varios medios de comunicación. 

Medios que utiliza un growth hacker

Existen miles de ideas para implementar el growth hacking en una empresa. La mayoría son acciones pequeñas y cotidianas que ayudan a crear la imagen digital de la empresa. Algunas de las más comunes son:

1. Redes sociales: páginas como Instagram, Facebook o Twitter son ideales para difundir una marca. Muchas empresas auspician a personajes reconocidos o influencers, otras realizan concursos, entre otras tácticas. Lo más importante en este medio es el contacto constante con la audiencia.

2. Blogs: una empresa puede implementar un blog a su página web o simplemente pagarle a un profesional para que escriba contenidos para distintos blogs online e incluya alguna referencia o link a la marca. Los lectores buscan soluciones y estos artículos deberían llevarlos a la página de la empresa que pueda proporcionarles. El contenido debe ser interesante, ya que sino se perderá en las miles de publicaciones que hay en internet.

3. E-mail: la mayoría de sus personas chequean sus cuentas de e-mail a diario por lo que es una plataforma de mucho uso. Las empresas pueden enviar noticias y actualizaciones de productos con invitaciones a la página web.

4. Referidos: esta estrategia de marketing consiste en un programa en la que dos o más personas están involucradas: una que recomienda el producto y otra que lo disfruta obteniendo algún beneficio. Esto suele darse con los influencers o famosos que promocionan un producto y, a cambio, lo obtienen de forma gratuita.

5. Contenido gratuito: a los consumidores les encanta el contenido gratuito y en internet está lleno de descargables sin costo. Algunas empresas o blogs ofrecen contenido gratuito a cambio de información para crear redes de datos: por ejemplo, e-books gratuitos a cambio de suscribirse a la página.

6. Servicio freemium vs premium: cientos de páginas ofrecen un servicio gratuito básico para captar consumidores para luego venderles un pack más caro y completo. Muchas empresas ofrecen un servicio gratuito de prueba durante un período de entre 15 días a 3 meses para que el cliente testee el producto y se decida por comprarlo. Las marcas más conocidas que utilizan esta técnica son: Spotify, Dropbox, Linkedin, entre otras. 

7. Invitaciones VIP: a los consumidores les canta sentirse especiales. El growth hacker se encarga de hacer sentir a la gente que el producto que están viendo es justo el que necesitan consumir. Una técnica muy común del growth hacking es enviar invitaciones especiales a determinadas personas para testear el producto. Si al entrar a una página web se pide que alguien te invite, el interés aumenta y la curiosidad nos puede. Un ejemplo de esto es la página Ello

8. Gamificación: muchas empresas incluyen pequeños juegos relacionados a los productos para incentivar a los consumidores a hacer algo. El ejemplo más común de esta estrategia son las preguntas y el progreso que se muestran en Linkedin , Facebook, o los incentivos en Dropbox.

En la actualidad es indispensable para una nueva empresa contar con un profesional del growth hacking que conozca el mercado a la perfección y cree estrategias específicas para vender un producto. No solo se ocupa de la preparación del producto, sino del seguimiento del mismo hasta que llega al cliente.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.