text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

6 señales de que sos exitoso en el trabajo

      
La actitud de tus compañeros para contigo puede ser un excelente medidor de tu desempeño
La actitud de tus compañeros para contigo puede ser un excelente medidor de tu desempeño
  • Saber cuándo vas por el buen camino en el trabajo puede ser verdaderamente difícil.
  • Profesionales de todas las áreas pueden prestar atención a estas señales para así salir de dudas.
  • Ante una falta de feedback por parte de tu jefe, podrás conocer qué  tan bueno es tu desempeño simplemente prestando atención a lo que ocurre a tu alrededor.

El éxito laboral es quizá uno de los conceptos más difíciles de definir, de acuerdo a la subjetividad que implica. Para algunos trabajadores, el éxito se refleja en alcanzar un puesto de responsabilidad, mientras que para otros se vincula a obtener una remuneración alta, ser considerado para proyectos de responsabilidad, alcanzar un buen nivel de productividad, etc.

Pero además, es uno de los estados más difíciles de reconocer... ¿Cómo saber cuando se tiene éxito en el trabajo? ¿Qué medida pueden tomar los trabajadores para reconocer si están haciendo bien su trabajo o no?

En algunos casos, los jefes o superiores brindan a sus empleados una devolución o feedback que permite a estos saber qué tan bien ejecutan las tareas asociadas a su empleo y cómo podrían mejorar. Sin embargo, esto no siempre ocurre, pues algunos jefes no transmiten este tipo de balances.

Para reconocer si estás haciendo las cosas bien sin esperar la devolución de los líderes de tu empresa, una buena forma es buscar señales asociadas al éxito. Estas son capaces de separar a los trabajadores que actúan de manera correcta para alcanzar el éxito, de los que todavía necesitan repasar algunos consejos para lograr la efectividad que buscan.

¿Estás listo para saber a qué grupo pertenecés? Si reconocés alguna de estas 6 señales, podés estar tranquilo y afirmar que vas camino a alcanzar las metas que asocies al éxito laboral:

1) Aportás soluciones, no problemas:
Sos ese compañero al que recurren para buscar ayuda cuando una tarea se vuelve demasiado compleja, pues tus colegas saben que la queja nunca será tu primera opción.

2) Sabés pedir ayuda, y brindarla cuando te la solicitan:
Sabés hacer tu trabajo y te gusta la eficiencia, pero aún así, no tenés miedo de pedir ayuda de vez en cuando.

3) Tenés confianza en lo que podés hacer, pero al mismo tiempo conocés tus límites:
Nunca vas a decir de antemano que no podés con una tarea, y tampoco a prometer lo que sabés que no podés cumplir. Tus reacciones siempre son confiadas, pero justas y libres de exageraciones.

4) Priorizar tareas no es un problema para vos:
Aunque tengas mucho trabajo atrasado, sabés exactamente qué tiene que hacerse primero y qué puede esperar unas horas.

5) No dejás de formarte y aprender cosas nuevas que te ayuden a ser mejor cada día:
La tuya no es una preocupación por agrandar el CV, sino directamente por ser mejor en tu trabajo cada día.

6) Cumplís con lo que se espera de vos, y con lo que prometés hacer:
Por eso tus jefes te tienen confianza, se atreven a encargarte proyectos sin pensar que podés no terminarlos a tiempo.


Si no identificás estas señales, o por el contrario reconocés que estás haciendo lo opuesto, puede que sea momento de hacer un cambio en la forma en que te enfrentás a tu trabajo para así obtener mejores resultados profesionales.

¿Qué estudiar para ser un empresario de éxito?

Infografía: ¿Qué estudiar para ser un empresario de éxito?

En esta infografía gratuita repasamos la formación de las 10 personas más ricas del mundo, según el ranking 2018 de la revista Forbes.

Regístrate y descubre qué estudian los millonarios


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.