text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Lo que no debés hacer nunca en tu puesto de trabajo

      
Analiza las conductas que tenés cada día en la oficina para identificar aquellas que pueden ser negativas o tóxicas
Analiza las conductas que tenés cada día en la oficina para identificar aquellas que pueden ser negativas o tóxicas
  • La motivación es la herramienta principal cuando se trata de hacer un buen papel en la oficina.
  • Trabajadores de todas las áreas deben conocer las actitudes no recomendadas en un espacio de trabajo.
  • Si detectás una de estas actitudes en tu comportamiento, lo mejor será trabajar para cambiarla cuanto antes.

Ir al trabajo de manera puntual cada día y entregar todo lo que se te pide puede ayudarte a pasar un mes más en este empleo, pero definitivamente no es la actitud que te llevará hacia un mejor puesto. Para lograr tanto un ascenso como la estabilidad en el puesto actual, es necesario que demuestres motivación.

Es decir, que transmitas cada día que te gusta tu trabajo, que tenés algo que aportar a este y que podés ser de valor para la empresa. De lo contrario, podrías generarte una imagen profesional negativa e incluso perder tu trabajo.

¿Cómo evitar que esto ocurra? Analizando las conductas que tenés cada día en la oficina, para identificar aquellas que pueden ser negativas o tóxicas.

Pueden parecer pequeñas si las mirás de forma individual, pero lo cierto es que en el largo plazo o luego de realizarlas de manera reiterada, estas pueden ser nefastas para cualquier carrera. Para que las identifiques, te contamos cuáles son algunas de las cosas que no deberías hacer nunca en tu trabajo:

¿Te sentís identificado con alguna? Empezá a cambiarla cuanto antes y a trabajar no solo para cumplir un mes más en tu trabajo sino para efectivamente marcar la diferencia.

La desmotivación laboral es completamente normal, puede producirse por el simple cansancio que implica el transcurrir del tiempo.

En algunos casos, la desmotivación se resuelve con un cambio de actitud ante el empleo, o incluso con un descanso. Si no es así y no podés deshacerte de estas actitudes, quizá sea momento de replantearte si estás en el lugar en el que realmente querés o si un cambio de trabajo es el siguiente camino a tomar.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.