text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

5 pasos que puede seguir para pagar tus préstamos estudiantiles en 2018

      
Baraja siempre al menos cuatro opciones de crédito y párate a pensar cuál te convendrá con vistas al futuro
Baraja siempre al menos cuatro opciones de crédito y párate a pensar cuál te convendrá con vistas al futuro
  • La organización y la planificación de tu deuda es la clave para no encontrar obstáculos inesperados.
  • Intenta pagar un poco más cada vez y ordenar tus préstamos según sus respectivas tasas de interés.
  • Si no consigues llegar a tu objetivo, no te preocupes, siempre puedes intentar refinanciar la deuda.

Si te pones pálido solo con pensar cuántos años tardarás en pagar tus préstamos estudiantiles, no eres el único. Quizás eso te tranquilice un poco. Pero la mejor forma de superar el estrés de tu situación financiera es pararte a pensar cómo vas a pagarlo. Controla y planifica cómo vas a hacer frente a los préstamos y todo será más llevadero.

Estos son los 5 pasos que debes seguir para pagar sin problemas tu crédito estudiantil en 2018:

Inserta tu Currículum y apúntate a cientos de empleos

Regístrate gratis

Realiza pagos extra

Si necesitas pagar el préstamo en un año, tendrás que proponerte pagar más cada mes. Calcula bien qué cantidad deberás abonar y planifica tus gastos del día a día en base a ello. Existen herramientas online que pueden ayudarte a calcular cuántos meses tardarás en pagar un crédito en base a los intereses de cada entidad.

Para hacer los pagos extra más eficaces, automatízalos. Domiciliando el abono mensual, por ejemplo el día después de tu nómina, no tendrás que recordar cuánto tienes que realizar la transacción. Parecerá una tontería, pero no tener que recordarlo te quitará un gran peso de encima.

También evitarás gastar dinero en otras cuestiones menos prioritarias. Además, muchas entidades ofrecen un descuento en los intereses si domicilias el pago.

Adelántate a los intereses

Los intereses de los préstamos estudiantiles pueden ser dolorosos para tu bolsillo. Lo primero es analizar bien las opciones antes de contratar el crédito. Baraja siempre al menos cuatro opciones y párate a pensar cuál te convendrá con vistas al futuro. Unas mejores condiciones a corto plazo a veces no compensan los inconvenientes del largo plazo. Priorizar préstamos estudiantiles con altas tasas de interés puede ser una manera inteligente de pagar la deuda más rápido.

La estrategia conocida como “avalancha de deuda” consiste en ordenar tus préstamos según su tasa de interés. De esa forma puedes aplicar primero los pagos extra a los préstamos con mayor tasa. Este método te ahorrará el gasto en intereses con el tiempo.

¿Y si no puedo pagarlo?

No pierdas la calma, no es el fin del mundo. En estos casos ve a tu banco, o llama por teléfono, e intenta refinanciar tu crédito. Aunque se alargue tu deuda, pagarás menos tasas.

Muchos estudiantes con deudas de alto interés prefieren refinanciar a tasas bastante más bajas Y si además buscas plazos de pago más cortos, saldrás de la deuda más rápido.

Sin embargo, ten en cuenta que esta estrategia no es la más adecuada para todos. Es importante comprender cómo funciona la refinanciación y cómo afectará a tu deuda. Antes de decidir nada, piénsalo bien y compara los beneficios potenciales (como una menor tasa de interés) con los inconvenientes para los próximos años.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.