text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Somos capaces de practicar la multitarea?

      
Autor: Ryan Ritchie  |  Fuente: Flickr

De acuerdo a una larga línea de investigación, hacer dos cosas a la vez suele ser sinónimo de realizar ambas incorrectamente, debido a que procedemos de forma más lenta y menos precisa. Un nuevo estudio sobre la productividad de las personas multitarea o multitasking publicado en Psychological Science, afirma que la capacidad multitarea de un individuo puede depender de: si le han enseñado a hacer las dos tareas por separado o simultáneamente.

 

Lee también
» ¿Por qué unas personas aprenden más rápido que otras?
» ¿Por qué es fundamental ser curioso en la educación? 
» 8 tips para que entrenes tu memoria 

 

Investigaciones previas, ya habían demostrado que el contexto afecta nuestra capacidad para recordar información o realizar una tarea. Un famoso estudio, publicado en 1975 por el British Journal of Psychology, enseñó a una serie de buzos una lista de palabras mientras se mantenían sumergidos en el agua. Más tarde, cuando se les preguntó el significado de cada una, se detectó que los buzos podían recordar más palabras debajo del agua que en la superficie. Algo similar ocurre al practicar “multitasking”.

Recientemente, una dupla de científicos de la Universidad de Brown dedujo una conexión entre la multitarea, el aprendizaje y la memoria. Los investigadores Joo-HyunSong y Patrick Bédard, realizaron un experimento que consistía en que los participantes completaran ejercicios visuales-motoros en  una computadora: mover un lápiz alrededor en una pantalla sobre la base de indicaciones visuales. Algunos de los participantes fueron simplemente moviendo el cursor en respuesta a una serie de puntos en la pantalla. A otros se les pidió que, además de hacer eso, siguieran una serie de letras que aparecían intermitentemente. En otras palabras, el segundo grupo se le pidió realizarla multitarea.

Más tarde, se pidió a los participantes hacer los ejercicios de nuevo, pero en esta oportunidad algunos miembros de cada grupo intercambiaron tareas: aquellos que habían practicado una tarea sola pasaron a realizar las dos, y a quienes habían practicado ambas, que hicieran una sola, mientras que otro grupo de personas no cambio.

Al igual que sucedió con los buzos, lo que prevaleció fue el contexto coherente. Quienes actuaron bajo las mismas condiciones en ambas ocasiones lo hicieron mejor que aquellos cuyas condiciones cambiaron. De esta forma, quienes practicaron la multitarea y comenzaron haciendo dos cosas a la vez, fueron capaces de recordar cómo llevar a cabo la tarea mejor que aquellos a los que luego se les pidió que practicara solo una tarea. Lo mismo con aquellos que comenzaron haciendo una tarea individual y luego se les pidió que hiciera dos.

Nuestra capacidad de hacer malabares con las tareas y recordar la información, puede depender del contexto en el que nos informamos o enteramos sobre las cosas

En un segundo experimento, los investigadores descubrieron que no era realmente importante cuál fuera exactamente la segunda tarea. En esta ocasión, a quienes debían practicar la multitarea se les solicitó que además de realizar una tarea que ya conocían, realizarán una totalmente distinta, la cual ejecutaron igualmente bien.

A pesar de que no hay garantía de que estos resultados se trasladen de forma directa desde el laboratorio a la oficina, indican que nuestra capacidad de hacer malabares con las tareas y recordar la información, puede depender del contexto en el que nos informamos o enteramos sobre de las cosas. Para trasladar el experimento en una situación cotidiana de la oficina, podríamos recurrir a una actividad que requiera habilidades motoras, como teclear, ya que eso es lo que mide el experimento. Por ejemplo, si estás escribiendo mientras escuchas una conferencia telefónica, tienes menos probabilidad de cometer errores siempre que estés igualmente distraído que cuando aprendiste a escribir.

Aún con estos resultados, el mejor consejo es evitar multitarea siempre que sea posible. Pero para aquellos que tienen que hacerlo, es importante recordar la importancia del contexto coherente. Si tú vas a practicar la multitarea mientras te ves forzado  a recordar la información o realizar una actividad, será preferible que lo hagas cuando estés aprendiendo esa misma información o actividad.

 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.