text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Las mujeres argentinas tienen menor posibilidad de inserción laboral

      
<p style=text-align: justify;>Atrás quedó la época en la que las <strong><a title=La situación de la mujer en el ámbito laboral href=https://noticias.universia.com.ar/actualidad/noticia/2015/03/09/1121190/situacion-mujer-ambito-laboral.html>mujeres no tenían las mismas oportunidades que los hombres</a></strong> en cuanto a educación. Sin embargo, en nuestro país, si bien se ha mejorado mucho, los hombres y mujeres no están en igualdad en cuanto a oportunidades laborales. Para ellas, contar con un título universitario tiene menos importancia que para los varones.</p><p><strong>Lee también</strong><br/><a style=color: #ff0000; text-decoration: none; title=¿Cómo emprender siendo mujer? href=https://noticias.universia.com.ar/empleo/noticia/2015/01/28/1119015/como-emprender-mujer.html>» <strong>¿Cómo emprender siendo mujer?</strong></a><br/><a style=color: #ff0000; text-decoration: none; title=¿Cómo deben actuar las mujeres en el trabajo? href=https://noticias.universia.com.ar/empleo/noticia/2014/06/12/1098690/como-deben-actuar-mujeres-trabajo.html>» <strong>¿Cómo deben actuar las mujeres en el trabajo?</strong></a><br/><a style=color: #ff0000; text-decoration: none; title=href=https://noticias.universia.com.ar/empleo/noticia/2014/03/17/1088374/75-mujeres-cree-argentina-hay-discriminacion-laboral-genero.html>» <strong>75% de las mujeres cree que en Argentina hay discriminación laboral de género</strong></a> </p><p style=text-align: justify;>Un hombre tiene casi el doble de probabilidades que una <strong>mujer</strong> de trabajar de lo que estudió, y más aún <strong><a title=85% de las mujeres cree que debería trabajar menos y dedicar más tiempo a sus hijos href=https://noticias.universia.com.ar/en-portada/noticia/2013/11/05/1060973/85-mujeres-cree-deberia-trabajar-menos-dedicar-mas-tiempo-hijos.html>si ellas son madres</a></strong>. Así lo arrojó el último anuario del <strong><a title=Observatorio de la Maternidad href=https://www.o-maternidad.org.ar/ target=_blank>Observatorio de la Maternidad</a></strong>: una de cada cuatro (24.6%) mujeres con estudios terciarios o universitarios trabajan como profesionales, mientras que los hombres conforman el 38,1%.</p><p style=text-align: justify;>Un factor que influye en contra de las <strong>mujeres en el ámbito laboral,</strong> es su preferencia por<strong> carreras humanísticas</strong> sobre las técnicas, que suelen tener salarios mayores. Las valoraciones sociales sobre lo que se considera “trabajo femenino y trabajo masculino” recaen sobre la decisión universitaria, por ejemplo, “la ingeniería y las ciencias físico-químicas son consideradas como empleos masculinos, mientras el trabajo de bibliotecarias, enfermeras y docentes es juzgado como femenino”, explica Carina Lupica, directora del Observatorio.</p><blockquote style=text-align: center;>El retorno laboral insuficiente que padecen las mujeres es una oportunidad desperdiciada para el país porque si se participara en ocupaciones de calidad en igualdad real con los hombres, las mujeres profesionales podrían contribuir a mejorar la productividad en los mercados laborales.</blockquote><p style=text-align: justify;>A su vez, las<strong> mujeres están en desventaja a causa de su maternidad</strong>. Las mujeres siguen siendo las <strong><a title=¿Cómo sobrevivir siendo madre y trabajando o estudiando? href=https://noticias.universia.com.ar/empleo/noticia/2014/10/17/1113357/como-sobrevivir-madre-trabajando-estudiando.html>principales cuidadoras de los niños</a></strong> en sus primeras etapas. Ellas son prácticamente las responsables de las tareas del hogar y el cuidado de los ancianos. A fin de cuentas, ésto, se traduce en que los empleadores les exigen <strong>mayores credenciales educativas</strong> que a los hombres.</p><p style=text-align: justify;>Mabel Bianco, Presidenta de la<strong><a title=Fundación para el Estudio e Investigación de la Mujer href=https://www.feim.org.ar/ target=_blank> Fundación para el Estudio e Investigación de la Mujer,</a></strong> propone plantear mecanismos de <strong>discriminación positiva</strong>, por ejemplo, establecer cuotas mínimas de mujeres profesionales en empresas públicas y privadas y/o facilitar a los hombres profesionales las licencias por cuidado de un hijo enfermo. También se deben generar incentivos para que las mujeres estudien carreras técnicas, con mayor inserción laboral en los sectores más productivos</p><p style=text-align: justify;>Según el informe, el retorno laboral insuficiente que padecen las mujeres es una <strong>oportunidad desperdiciada</strong> para el país porque si se participara en ocupaciones de calidad en igualdad real con los hombres, las <strong>mujeres profesionales</strong> podrían contribuir a mejorar la productividad en los mercados laborales.</p><p style=text-align: justify;> </p>

Atrás quedó la época en la que las mujeres no tenían las mismas oportunidades que los hombres en cuanto a educación. Sin embargo, en nuestro país, si bien se ha mejorado mucho, los hombres y mujeres no están en igualdad en cuanto a oportunidades laborales. Para ellas, contar con un título universitario tiene menos importancia que para los varones.

Lee también
» ¿Cómo emprender siendo mujer?
» ¿Cómo deben actuar las mujeres en el trabajo?
» 75% de las mujeres cree que en Argentina hay discriminación laboral de género 

Un hombre tiene casi el doble de probabilidades que una mujer de trabajar de lo que estudió, y más aún si ellas son madres. Así lo arrojó el último anuario del Observatorio de la Maternidad: una de cada cuatro (24.6%) mujeres con estudios terciarios o universitarios trabajan como profesionales, mientras que los hombres conforman el 38,1%.

Un factor que influye en contra de las mujeres en el ámbito laboral, es su preferencia por carreras humanísticas sobre las técnicas, que suelen tener salarios mayores. Las valoraciones sociales sobre lo que se considera “trabajo femenino y trabajo masculino” recaen sobre la decisión universitaria, por ejemplo, “la ingeniería y las ciencias físico-químicas son consideradas como empleos masculinos, mientras el trabajo de bibliotecarias, enfermeras y docentes es juzgado como femenino”, explica Carina Lupica, directora del Observatorio.

El "retorno laboral insuficiente" que padecen las mujeres es una oportunidad desperdiciada para el país porque si se participara en ocupaciones de calidad en igualdad real con los hombres, las mujeres profesionales podrían contribuir a mejorar la productividad en los mercados laborales.

A su vez, las mujeres están en desventaja a causa de su maternidad. Las mujeres siguen siendo las principales cuidadoras de los niños en sus primeras etapas. Ellas son prácticamente las responsables de las tareas del hogar y el cuidado de los ancianos. A fin de cuentas, ésto, se traduce en que los empleadores les exigen mayores credenciales educativas que a los hombres.

Mabel Bianco, Presidenta de la Fundación para el Estudio e Investigación de la Mujer, propone plantear mecanismos de discriminación positiva, por ejemplo, establecer cuotas mínimas de mujeres profesionales en empresas públicas y privadas y/o facilitar a los hombres profesionales las licencias por cuidado de un hijo enfermo. También se deben generar incentivos para que las mujeres estudien carreras técnicas, con mayor inserción laboral en los sectores más productivos

Según el informe, el "retorno laboral insuficiente" que padecen las mujeres es una oportunidad desperdiciada para el país porque si se participara en ocupaciones de calidad en igualdad real con los hombres, las mujeres profesionales podrían contribuir a mejorar la productividad en los mercados laborales.

 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.