Noticias

6 razones por las que estudiar programación es el futuro

      
6 razones por las que estudiar programación es el futuro
6 razones por las que estudiar programación es el futuro  |  Fuente: istock

Quizás sentís la necesidad de crear algo que genere un cambio, solucione un problema o genere impacto. Si pensás que querés ser parte de los avances tecnológicos del futuro, acá te damos 6 razones por las que deberías estudiar programación.

1. La tecnología no espera

Ser programador implica estar en constante desarrollo. Quizás sos una persona idónea con la tecnología pero sentís que siempre estás un paso atrás. Aprender a programar te abrirá las puertas a los lenguajes principales de programación para insertarte en este mercado laboral. Luego podrás capacitarte en cualquier especialidad. De hecho muchas empresas capacitan a sus trabajadores constantemente de forma gratuita. Las posibilidades son infinitas y en constante crecimiento.

2. La demanda laboral es inmensa

Ya sea en Argentina o en cualquier rincón del mundo, de manera presencial o freelance, un programador siempre tendrá trabajo. Hoy en día todas las áreas del mercado necesitan programadores para llevar a cabo sus proyectos. Puedes elegir dónde trabajar, si preferís pequeñas o grandes empresas, si querés realizar un proyecto de manera independiente, etc.

3. La remuneración será buena

Ante la gran cantidad de demanda laboral, muchos no profesionales se ofrecen para empleos referidos a la tecnología. Sin embargo, no son competencia para los profesionales. Estudiar programación te permitirá posicionarte bien en el mercado, como un profesional. Es mayor la demanda de programadores que la disponibilidad de los mismos. Por ende, tu remuneración será buena.

4. Podés poner en marcha tus ideas

Hoy en día cualquier producto que quieras vender o publicitar necesita de la tecnología. ¿Sentís que hay softwares que podrían mejorar? Al estudiar programación, podés ser vos quien mejore ese programa o cree uno mejor. Si no querés trabajar para una empresa, podés crear tu propio programa o aplicación y lanzarlo al mercado de forma independiente. Hay muchísimos casos de gente que hizo esto y terminó vendiendo su app por millones.

5. Especializate en lo que quieras

Como dijimos anteriormente, hay tanto trabajo para los programadores que prácticamente podés especializarte en lo que quieras. Hay programadores especializados en juegos, drivers, programas empresariales, servidores web, aplicación para empresas, entre miles más. De hecho, si no encontrás la que te gusta, la podés crear por tu cuenta.

6. Podés trabajar desde donde quieras

Es tanta la demanda laboral que los programadores pueden elegir desde dónde trabajar. Algunas empresas son flexibles con los horarios y el lugar de trabajo, por lo que no siempre tenés que cumplir horario en una oficina. Otros empleadores trabajan con programadores freelance, es decir, independientes. Hay páginas donde los freelancers ofrecen sus conocimientos y los contratan por trabajos concretos o a largo plazo. Realmente depende de tus preferencias ya que hay mucha oferta laboral.

Muchas personas eligen la modalidad freelance para poder manejar sus horarios o hasta irse de vacaciones y seguir trabajando desde una computadora portátil. Esto te permite tener más de un trabajo si así lo deseas. Podés tener un contrato fijo con un empleador y aceptar trabajos ocasionales por internet.

Sin lugar a dudas, la programación te abrirá muchas puertas. La tecnología avanza tan rápidamente que no alcanza la cantidad de profesionales para cubrir las necesidades tecnológicas. Estudiar programación te permitirá elegir entre un abanico enorme de puestos de trabajo, con la posibilidad de trabajar de forma independiente o para un empleador. No importa la rama que elijas, siempre tendrás trabajo.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.