text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Argentinos que eligen estudiar en Francia

      

Un total de 827 estudiantes universitarios argentinos cursan en Francia licenciaturas, maestrías o doctorados, según los datos oficiales de 2014. Tan así, que Francia es el cuarto destino elegido por los alumnos argentinos que deciden estudiar en el exterior, solamente superada por España, Estados Unidos y Brasil.

 

  

Lee también
» 10 consejos para alojar a un estudiante de intercambio
» Cada vez son más los argentinos que eligen estudiar en Australia 
» Las claves para acceder a una universidad británica 
» Infografía: más de 30 cosas que tenés que saber antes de estudiar y trabajar en Francia 

 

 


La universidad en Francia es gratuita para los estudiantes, sin punto de comparación con el costo de universidades británicas o estadounidenses. Pero, el dinero ahorrado en la cuota universitaria, se utiliza en vivir, es muy caro vivir en este país. Además, según algunos testimonios la adaptación es también difícil.

 

Asimismo existe un constante flujo de estudiantes de ambos países que reflejan una relación equilibrada para lo que son los flujos de intercambio en el marco de la internacionalización de la educación superior. Por ejemplo, el último año había unos 600 jóvenes franceses realizando estudios de grado o posgrado en Argentina. Dominique Bordes y Vincent Lepage, del Polo de Desarrollo de la Educación Superior de la Cancillería francesa, dicen que son pocos los casos de países con tanta reciprocidad en las relaciones universitarias y científicas.


Ambos países llevan muchos años de tradición en la cooperación universitaria que hoy va desde el intercambio de estudiantes, docentes y/o investigadores, a partir de diversos programas de becas cofinanciadas, hasta dobles titulaciones en diferentes disciplinas y numerosos proyectos conjuntos, todo a partir de la base de una red institucional que conforman organismos de los dos Estados nacionales, universidades y centros de investigación.

 

Como es de esperar, el vínculo se potencia –o al menos así los esperan las autoridades tanto de Argentina como de Francia- con un acuerdo para el reconocimiento mutuo de títulos académicos, resultado de un gran trabajo técnico. Se prevé que en un encuentro entre rectores y presidentes de universidadesa que se llevará a cabo en la ciudad de Rosario a fines de este mes, se concrete la firma del acuerdo. Éste acuerdo proporcionará facilidades de movilidad, al establecer correspondencias más claras entre los títulos que otorgan los dos sistemas universitarios. Será muy útil para los estudiantes que quieran formarse en universidades del otro país y también para las instituciones, así lo dijo Nicolas Marqués, del área de Relaciones Internacionales del Ministerio de Educación francés.

 

Afinidades convenientes entre Francia y Argentina

 

Campus France es el organismo que se ocupa de promover a las universidades francesas en el mundo, además, está especialmente interesado en difundirlas en Argentina. A diferencia de los países que han generado una verdadera industria universitaria para la venta global de servicios educativos, Estados Unidos y Reino Unido por ejemplo, en Francia hablan de otros objetivos, como es constituir un instrumento diplomático según dijo Antoine Grassin, director de Campus France, “el paso de estudiantes e investigadores extranjeros por nuestras universidades es un multiplicador de nuestra cultura, de nuestra capacidad de intervenir en el mundo a través de la formación de los jóvenes que serán los actores del futuro”, agregó.

 

Obviamente Francia piensa en aumentar el número de estudiantes e investigadores en su sistema, incrementar su producción de conocimiento y mejorar indicadores como la publicación de artículos científicos y la formación de doctores. La afinidad de los sistemas educativos de Argentina y Francia facilita la cooperación académica y científica, así lo piensan los funcionarios de ambos países. El peso de la enseñanza superior recae en la universidad pública. “Tenemos una concepción muy similar de la educación pública, laica, y del cogobierno de la universidad”, concuerda la embajadora argentina en este país, María del Carmen Squeff. En Francia hay 74 universidades públicas y no existen las privadas, y están abiertas tanto para los alumnos franceses como para los extranjeros, en las universidades las carreras de grado y también las de posgrado son prácticamente gratuitas –dónde lo único que se cobra es una inscripción anual–. Los estudios son sustentados por la sociedad mediante los impuestos.

 

 

Ingeniería a la cabeza

 

Si bien el pensamiento francés siempre aparece asociado a las ciencias sociales y humanas para la intelectualidad, en los últimos años la cooperación universitaria entre Argentina y Francia ha comenzado a estimular el tronco de las ciencias aplicadas, en especial las ingenierías. En el 2013 el 49% de los alumnos argentinos en Francia estaban estudiando carreras de grado o posgrado en ciencias humanas, sociales, letras y lenguas; el 19% optó por ciencias e ingenierías; el 7% lo hizo por la medicina, farmacia y odontología: el 18% por derecho y ciencia política, y casi otro 7% estudió ciencias económicas y administración, así lo dicen los datos del Ministerio de Educación Francés.

 

Sin embargo, de acuerdo con un estudio realizado por el Ministerio de Relaciones Exteriores francés, los datos cambiaron. Por ejemplo, el 50% de los jóvenes que llegaron entre 2013 y 2014 lo hizo para estudiar ciencias e ingenierías, conformando solamente el 27% los que estudiaron ciencias humanas y sociales y un 18% economía y administración.

 

Este cambio pude deberse a dos factores. En primer lugar, a la necesidad argentina de ampliar su formación de ingenieros y profesionales capaces de mejorar la infraestructura nacional. Y en segundo lugar, el interés francés por incrementar la calidad de sus carreras mediante períodos de formación en el exterior, previstos en la mayoría de las currículas, con fines pedagógicos y también de integración cultural. Este mezcla de necesidades e intereses fue lo que se marcó en el programa bilateral Arfitec, que impulsa proyectos de grupos de universidades de cada país, y gracias al cual el año pasado viajaron 180 estudiantes argentinos y 229 franceses. El área de las becas para maestría financiadas por Argentina mediante el programa Becar, en el cual se calcula que este año habrá otros 80 alumnos de ingeniería realizando posgrados en Francia.

 

 

El tema del idioma para estudiar en Francia

 

Una de las principales limitaciones para los estudiantes argentinos que desean estudiar en Francia es el idioma. Es que la lengua extranjera dominante es el inglés, y el aprendizaje de frances, se concentra en sectores que cuentan con los recursos para pagar cursos de idiomas. A pesar de que existen más de 800 programas que se puede crusar en inglés, y que, naturalemente después de vivir un tiempo se aprender naturalmente el idioma, así lo expersó Olivier Chiche Portiche, de Campus France. Además, según explicó Bertrand Commelin, director del Centro Internacional de Estudios Pedagógicos (CIEP), cada año hay 5 mil candidatos de Argentina a los certificados de competencias en lengua francesa que extiende el CIEP, sobre un total de 154 mil candidatos globales, 50 mil de los cuales provienen de Latinoamérica.

 

 

El detalle de los programa de cooperación universitaria entre Argentina y Francia

 

La cooperación universitaria entre Argentina y Francia está estructurada aproximadamente por 350 acuerdos de movilidad y 31 experiencias de doble titulación, que abarcan a más de 60 instituciones de educación superior y de investigación científica.

 

 

Los principales programas que sostienen ambos estados en forma conjunta son:

 

• Programa ECOS, para proyectos compartidos entre universidades y centros de investigación que prevean intercambio de científicos.

 

• Programa Bernardo Houssay, para la movilidad posdoctoral a través de becas para estadías de investigadores en proyectos de entidades de ambos países.

 

• Programa Argentina Francia Ingeniería Tecnología (Arfitec), para formar redes institucionlaes que impulsen la movilidad de alumnos, docentes e investigadores.

 

• Programa Argentina Francia Agricultura (Arfagri), una nueva iniciativa similar a Arfitec, pero dirigida a agronomía, agroalimentos y veterinarias.

 

 

Simultáneamente, funcionan programas de cooperación que cada nación sostiene en forma unilateral:

 

• Francia financia el programa Saint-Exupéry (becas para que graduados de la universidad pública argentina cursen posgrados en universidades francesas) y el Prefalc (programa para la formación en maestrías, dirigido a Latinoamérica y el Caribe); y los centros francoargentinos en las universidades de Buenos Aires, Córdoba y Cuyo.

 

• Argentina, por su lado, cuenta con el programa Becar, impulsa la formación fuera del país de graduados argentinos dedicados a la ciencia, tecnología e innovación productiva en áreas consideradas estratégicas; y también sostiene un programa de movilidad docente que funciona en la Casa Argentina de París, para mejorar la calidad de la enseñanza universitaria.

 

 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.