text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Estudio afirma que una parte del cerebro del profesor detecta cuando los estudiantes no comprenden

      
Fuente: Shutterstock.

Un estudio científico realizado por investigadores del departamento de Psicología del Royal Holloway de la Universidad de Londres determinó que una zona específica del cerebro de los profesores se activa cuando se dan cuenta de que sus alumnos no comprendieron lo explicado. Este último aporte puede ser fundamental para mejorar la manera en la que los profesores analizan los errores de sus alumnos.

 

Lee también
» 8 motivos de porqué los profesores estrictos son mejores que los permisivos
» “Los buenos profesores siempre fueron los únicos capaces de cambiar la mentalidad de sus alumnos”, dijo el fundador de Khan Academy

 

 

¿En qué consistió la investigación?

La investigación, que apareció publicada en la revista Journal of Neuroscience, consistió en una actividad realizada por voluntarios, en la cual cada uno de ellos tuvo que asumir el rol de profesor o de estudiante.

 

Los participantes que actuaron como alumnos debieron jugar con la computadora, mientras que quienes desempeñaron el rol de profesores tuvieron que indicar qué decisiones eran correctas y cuáles no, proceso que fue registrado en un escáner de imagen computarizada.

 

 

¿Qué descubrieron?

El principal avance de la investigación fue el descubrimiento de una zona del cerebro (cortex del cíngulo anterior), que parece estar directamente implicada en la manera en la que las personas comprenden el aprendizaje y en la toma de decisiones de las demás personas. La imagen cerebral demostró que esta parte del cerebro logró identificar las decisiones incorrectas tomadas por los alumnos mientras jugaban.


Sinc Matthew Apps, autor principal del artículo, sostiene que “Esta región cerebral está involucrada con cómo las personas entienden el aprendizaje y la toma de decisiones de los demás. Esto nos da pistas sobre las bases biológicas de los comportamientos asociados a la enseñanza y cómo el cerebro trabaja cuando interactuamos con otras personas”.

 

Del mismo modo, también se ha descubierto que otras regiones del lóbulo central del cerebro cumplen un rol fundamental cuando los profesores piensan acerca de las predicciones de sus alumnos o monitorean si sus respuestas son del todo correctas o no.

 

Apuesta a futuro

Los autores de esta investigación plantean que este descubrimiento puede contribuir con la optimización de la enseñanza entre profesores y alumnos. De todos modos, según Apps, el mayor problema de esta investigación radica en que no se ha trabajado con verdadero profesores, pero esto no quita que haya sido un significativo aporte para exploraciones futuras.

 

Apps también sostiene que “Hasta que aprendamos más acerca de los procesos básicos que subyacen los comportamientos asociados con la enseñanza, no seremos capaces de ofrecer ayuda o trucos a los profesores".


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.