text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Aires positivos para el tándem Universidad y discapacidad

      
Fuente: Universia

Durante 2014, Universia continuó trabajando sobre la temática discapacidad y la educación. No obstante, este año fue especial ya que se produjeron dos anuncios particulares: uno de ellos en el Encuentro de Rectores, en Río de Janeiro, y el otro posteriormente desde Fundación Universia. En algunos países de la red, como Argentina, las universidades abordaron el tema desde el incentivo de la Secretaría de Políticas Universitarias, pero también con iniciativas propias.

 

Lee también
» El Centro Universitario Rosario Inclusiva debatió sobre discapacidad


El nacimiento de una plataforma de inclusión fue anunciado en el transcurso del III Encuentro Internacional de Rectores Universia. Fruto de un acuerdo firmado entre Fundación ONCE, Fundación de PwC y Fundación Universia, para impulsar la formación superior de personas con discapacidad, que contó con la colaboración del Ministerio de Asuntos Exteriores, se celebró una mesa redonda en la que se analizó la incorporación de las personas con discapacidad al ámbito universitario.


En el mismo sentido, se firmó la Carta de Río, una hoja de ruta para la Universidad Iberoamericana, donde el documento, especialmente en el punto 2, se aborda la cuestión social.

Tiempo después, Fundación Universia presentó oficialmente la plataforma “Universidad y Discapacidad en Iberoamérica”, un portal en el que estas personas podrán consultar los Servicios de Atención a la discapacidad que ofrecen las distintas universidades de Iberoamérica.

La plataforma tiene un doble objetivo: sensibilizar y favorecer el acceso de las personas con discapacidad a la educación superior e impulsar el desarrollo de una universidad inclusiva. Para conseguir este fin el sitio cuenta con dos secciones dirigidas a difundir información de las universidades participantes.

 



Rectores argentinos

En charla con Universia, el rector de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), Albor Cantard, comentó que en la casa de estudios que lidera cumplen con una doble funcionalidad: “A nivel general, existe una red nacional dentro de las universidades públicas en lo que es discapacidad, que viene desde principios de los años ´90, que ha dado lugar a que se promueva desde el CIN programas específicos vinculados a temas de accesibilidad física; desde hace un buen tiempo existen fondos especiales para proyectos que presentemos desde la Universidad que tiendan a eliminar las barreras arquitectónicas. A nivel Universidad, tenemos un programa especial de padrinos”.

Este último programa, formado a partir de aportes de empresas, permitió que la UNL adquiera una máquina para producir a braille todos los textos de la universidad, para permitir que los estudiantes ciegos puedan acceder a los materiales. Por otra parte, tienen un equipo de fútbol de ciegos que representa a Santa Fe, algunos jugadores son estudiantes universitarios.

“Uno de los mayores problemas es la formación docente porque no estamos preparados ante estas circunstancias”, comentó Cantard, para luego agregar: “Creo que va a pasar mucho tiempo hasta que se incorporen estos conceptos, que permitan un cambio actitudinal del docente hacia el alumno”.

Desde otra región del país, el panorama asoma similar. Entrevistado por Universia, Guillermo Crapiste, rector de la Universidad Nacional del Sur (UNS), comentó que han incursionado en la resolución de eliminar la barrera física para el ingreso a la universidad con una construcción moderna y un costo importante para adecuación de edificios viejos.

En cuanto a la integración académica, el tema parece más complejo: “La etapa es incipiente y aparece como un requerimiento especifico que surge cuando un estudiante con alguna discapacidad quiere ingresar a la universidad para determinada carrera. Como la demanda puede ser muy variada, ahí aparece la respuesta institucional. Muchas veces esa respuesta tiene que ver con la incapacidad que tenemos de tratar el tema a nivel de material didáctico, de dictado de clases, sobre todo en la preparación de los docentes que no saben cómo manejar la cuestión”.

Informa que crearon una Subsecretaría de Derechos Humanos para trabajar el tema integración y que cuentan con un grupo de danza integrada. “Tenemos también una muy buena relación con un Centro laboral de chicos con discapacidad: instrumentamos un programa de pasantías educativas donde los chicos vienen a realizar pasantías en la universidad”, explica Crapiste.

 

 

Autolimitación

“Existe una gran cantidad de chicos que ni remotamente se plantean ir a la universidad como consecuencia de su discapacidad. Este es un tema que hay que profundizarlo y trabajarlo, darle mucha difusión para que los ciegos, sordomudos, chicos con problemas motrices tengan conocimiento de las herramientas que disponen las universidades para poder avanzar en la cuestión”, identifica Cantard.

 

En ese sentido, el rector explica que en los cursos de ingreso a la universidad de personal no docente, se hace hincapié en que la universidad cuenta con los elementos necesarios para que personas con discapacidad puedan tener las mismas oportunidades que el resto. “Por concurso han ingresado chicos no videntes, haciendo el mismo examen que el resto”, agrega.

 

Coincide Crapiste con su par y cuenta su experiencia: “Hay una leyenda donde se cree que la gente con discapacidad solo pueden hacer carreras sociales. Nosotros tenemos un alumno sordomudo, está a un año de terminar la carrera de agrimensor. Y en 2014 un chico ciego se inscribió con muy buenas capacidades para cursar la licenciatura en ciencias biológicas”. Luego, analizó el caso: “Este chico ha tenido un excelente promedio en el secundario, hizo el curso de nivelación de la universidad y ha rendido satisfactoriamente los primeros exámenes, así que seguro lo tendremos cursando en 2015, lo que representa todo un desafío de cómo manejamos una situación de ese tipo, sobre todo los docentes”.

 

A modo de cierre, Crapiste lanza un mensaje esperanzador: “Cuando este tipo de casos trasciende, empiezan a surgir otros interesados”.

 

 

         
Albor Cantard, rector de la Universidad Nacional del Litoral

 
 
Guillermo Crapiste, rector de la Universidad Nacional del Sur


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.