text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

20 argentinos mueren diariamente por cáncer de colon

      
Fuente: Universia.
Fuente: Universia.

En la actualidad, 11.000 personas sufren la enfermedad por año según estadísticas del Instituto Nacional del Cáncer, siendo el tercer cáncer más frecuente en Argentina. Pero no hay que dejar lugar al desánimo, ya que especialistas sostienen que si se diagnostica a tiempo, el 90 % de los pacientes logran recuperarse gracias al tratamiento.

Lee también
» Estudian nuevas terapias para el cáncer de hígado
» Usan el virus del resfrío para atacar el cáncer
» Argentinos crean la primera vacuna terapéutica contra el cáncer de pulmón 


Especialistas afirman que es importante conocer la enfermedad, consultar a médicos tempranamente y realizarse exámenes específicos.


¿En qué consiste el cáncer de colon y recto?

Una persona sufre de cáncer de colon y recto cuando en su organismo se desarrolló un tumor maligno en la última porción de intestino grueso, donde se encuentran ambos órganos. Es importante destacar que el proceso se inicia con un pólipo, algo semejante a una verruga, que puede transformarse en el futuro en un tumor maligno.

CCR en Argentina

Según cifras publicadas por la Organización Mundial de la Salud, Argentina se ubica en quinto lugar, por detrás de Barbados, Uruguay, Estados Unidos y Canadá en número de casos. Se sostiene que en 2030 tendrá un crecimiento de 16.663 nuevos casos.

A su vez, el de colon y recto es el tercer cáncer más frecuente, detrás del de mama y próstata. Los especialistas, según informó el doctor Mario Barugel, están trabajando para conseguir en unos años que cerca del 75-80% de los pacientes pueda curarse a partir de un diagnóstico y un tratamiento acertado.

 

¿Cuáles son los métodos de prevención?

No existe ninguna receta máxima, pero sí maneras de disminuir las posibilidades de contraer esta enfermedad:

•    Seguir una dieta rica en fibras, que incluya frutas y verduras
•    Disminuir el consumo de carnes rojas y grasas de origen animal
•    Consumir productos ricos en calcio, por ejemplo lácteos
•    No olvidarse de realizar actividad física regularmente
•    Evitar el sobrepeso
•    Evitar el consumo de alcohol o disminuirlo en lo posible y el tabaco

 

¿Quiénes tienen más posibilidades de contraerlo?

Por lo general se produce en personas mayores de 50 años de edad de ambos sexos, sin antecedentes familiares. De todos modos, el 25% de los pacientes presentaba un riesgo mayor porque algún familiar (perteneciente al grupo de riesgo mayor: madre, padre, hermanos o hijos) lo padeció anteriormente.

 

Causas y chequeo

Es de suma importancia conocer el cuerpo de uno. Por eso, si detectás síntomas, tales como sangrado, dolores abdominales o rectales frecuentes, cambios en la forma habitual de evacuar el intestino, anemia o pérdida de peso, es importante que consultes a tu médico. También, deben realizarse estudios los adultos mayores de 50 años, las personas con colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn, los familiares cercanos de una persona que sufrido este tipo de cáncer, y aquellos individuos que han tenido pólipos adenomatosos o cáncer colorrectal.

El análisis mencionado consiste en un test de sangre oculta en materia fecal (SOMF) sencillo, que muestra la presencia de pólipos o CCR. En caso de que el resultado sea positivo, se deberá hacer una colonoscopia complementaria que dura de 5 a 10 minutos, donde se le da una leve anestesia al paciente y se examina la totalidad del colon.

Quienes tengan un pólipo en el colon o recto deben saber que su crecimiento en los próximos 10 años puede generar un cáncer, hacer metástasis y expandirse a otros ganglios linfáticos u órganos vecinos. Por eso, es importante detectarlo a tiempo, éste podrá ser extirpado, evitando así la generación de la enfermedad.

El problema central radica en que los pacientes consultan a los especialistas cuando ya presenta metástasis, por lo que sus posibilidades de recuperarse son de un 3 a un 5%, según palabras del doctor Guillermo Méndez.

Los estudios permiten diagnosticar tempranamente las lesiones malignas, cuando las posibilidades de curación son altas y los tratamientos son menos agresivos.


¿Cómo se cura el cáncer de colon?

En una primera instancia, el tumor se retira con cirugía, pero en un 85% de los casos el paciente deberá someterse también a un tratamiento de quimioterapia coadyuvante. De esta manera, los resultados serán más alentadores, el tumor disminuirá y con él los síntomas.

 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.