text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cursos online: ¿El futuro de la educación?

      
Cursos online: ¿El futuro de la educación?
Fuente: Universia.
Los cursos en Línea Masivos y Abiertos (o MOOCs, según sus siglas en inglés) están en auge: cada vez más alumnos los eligen como camino para formarse sin costos y desde la comodidad del hogar. En EEUU, incluso hay quienes dicen que ellos serán el futuro de la formación académica. Sin embargo, expertos alemanes se muestran escépticos sobre las virtudes de los cursos online y ponen el foco en el bajo porcentaje de estudiantes que acaban completando su formación bajo esta modalidad.
 
 
Desde el país europeo, apuntan que lo mejor sería formar a través de la web de forma personalizada, y no masiva. Así, señalan a los POOCs (Cursos en Línea Personalizados y Abiertos), en lugar de los MOOCs, como el futuro de la educación. La diferencia radica en que los contenidos están adaptados a cada persona, y se combinan lecciones online y clases presenciales.

MOOCs: El lado positivo

Las ventajas de los MOOCs son indiscutibles: son gratuitos, fomentan la interactividad, no requieren  presencia física de los estudiantes y no hay límite de alumnos matriculados. Además, desde el lado de las competencias, los cursos online fomentan que el estudiante aprenda a organizarse mejor y a ser proactivo en su propia formación.

La contracara

Entre los aspectos que generan más dudas sobre la efectividad real de estos cursos, se encuentra el bajo porcentaje de alumnos que realmente los terminan. En ese sentido, Udacity, una de las plataformas más conocidas, recientemente publicó que solamente el 14% de los inscriptos concluyen la formación.

Además, los investigadores temen que a falta de una interacción directa con profesores y expertos, los alumnos acaben en un estado de aislamiento.

¿Cursos para el Tercer Mundo?

Otro punto álgido de controversia es el hecho de que mucha gente termina decantándose por estos cursos, antes la imposibilidad económica de concurrir a la Universidad. Esta realidad, ha llevado a muchos a pensar que los cursos MOOCs podrían conducir a una “”categorización por clases”, donde la gente con dinero podría permitirse una formación universitaria presencial y personalizada, mientras que el resto se tendría que “conformar” con los MOOCs.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.