text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Expansión de la jornada completa en la educación está estancada

      
Los mayores avances en matrícula de turnos extendidos corresponden al sector privado - Universia
Los mayores avances en matrícula de turnos extendidos corresponden al sector privado - Universia

A pesar de que la Ley de Financiamiento Educativo estableciera que la jornada completa debía alcanzar al 30% de los jóvenes del país para 2010, hoy en día apenas el 7,7% de los alumnos de primaria y el 9,8% de los de secundaria tiene doble escolaridad.


Según el Informe de Inclusión Educativa elaborado por el Observatorio de Deuda Social Argentina (ODSA) de la Universidad Católica Argentina (UCA), esta situación se agrava en los sectores de menor poder adquisitivo, a pesar de que la ley propugnada en 2005 sostuviera que se debían priorizar “los sectores sociales y las zonas geográficas más desfavorecidas”, informó el portal de Clarín.


La investigación fue realizada en 2012 en los principales centros urbanos del país y logró determinar que en los últimos tres años los porcentajes no han variado. Los mayores avances en matrícula de turnos extendidos corresponden al sector privado que con una tasa de 14,8% de chicos que concurre a jornada completa, supera al 6% de jóvenes en escuelas públicas.


Ianina Tuñón, coordinadora del estudio, sostuvo que la distribución geográfica también es dispar siendo que la ciudad de Buenos Aires es el distrito con mayor demanda. Allí, el 46% de la matrícula va a doble turno, porcentaje que en Rosario es del 0,7% y en Tucumán del 0,1%.


Actualmente, se proyecta duplicar la cantidad de escuelas de turnos extendidos para 2016, y existe un plan para ampliar la jornada hasta las 15.30 desde 6° a 2° año en las escuelas más vulnerables.


Los beneficios de extender los turnos son variados. Fundamentalmente, estar más horas dentro de una institución educativa implica aprender más
, afirmó Cecilia Veleda, codirectora del Programa de Educación del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC). Su aseveración está respaldada por los números: entre los 5.334 niños y adolescentes encuestados, los que concurren a un solo turno presentan déficits mayores en educación física y artística, así como un mayor tiempo de exposición a pantallas de computadoras y de TV.


Alejandro Ganimian, miembro de la Fundación Enseñá por Argentina, considera que la implementación de la jornada completa en las escuelas de alta vulnerabilidad también puede compensar las falencias que experimentan los niños más pobres, como el poco acceso a actividades enriquecedoras y menores habilidades académicas y de atención.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.