text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

170.000 niños carecen de DNI en la Argentina

      
La inscripción adecuada y oportuna de los nacimientos es de vital importancia para que luego se puedan cumplir otros derechos reconocidos en el marco normativo
La inscripción adecuada y oportuna de los nacimientos es de vital importancia para que luego se puedan cumplir otros derechos reconocidos en el marco normativo

<<¿Querés preguntarle algo a esta Universidad? Entrá al Centro de Consultas

Según el informe "Los indocumentados en Argentina. La cara invisible de la pobreza" elaborado por el Programa del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina y la ONG Instituto Abierto para el Desarrollo y Estudio de Políticas Públicas (Iadepp) se estima que en la Argentina urbana de 2011, 1,4% de los niños y niñas argentinos entre 0 y 17 años carece de DNI (unos 168.000 chicos).

La situación más crítica se encuentra en el grupo de los niños de 0 a 4 años, donde 2,3% no cuenta con DNI. Una carencia que los convierte en ciudadanos de “"segunda" con dificultad para educarse, para trabajar o para atenderse en un médico.

Según datos de UNICEF, en 2011 10% de los nacimientos de niños y niñas menores de 5 años no eran registrados en América Latina.

Los indocumentados en Argentina forman parte de una población que se encuentra excluida del resto de la sociedad y que vive en un contexto diario de discriminación. El hecho de carecer de todo tipo de identidad legal significa que esas personas no existen para el Estado, situación que agrava y perpetúa las condiciones de pobreza y precariedad.

De hecho, son los niños de los estratos sociales más bajos quienes tienen mayores probabilidades de no tener DNI: un niño del estrato más bajo tiene 2,5 veces más posibilidades de no tener DNI que un par en el estrato medio alto.

Como destaca el informe de la UCA y Iadepp, la carencia de DNI vulnera el derecho a la identidad, reconocido expresamente en varios instrumentos jurídicos, como la Ley 26.061 de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, promulgada en 2006.

Sin DNI hay derechos vulnerados en:

La identidad. La carencia de DNI vulnera el derecho a la identidad, reconocido en varias normas, como la Ley 26.061 de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, promulgada en 2006 y que recoge elementos de la Convención internacional de los Derechos del Niño, firmada en 1989 y de la cual Argentina es Estado parte.

El Acceso a la escuela. Los niños de entre 5 y 17 años registran una mayor propensión a la no asistencia escolar: la posibilidad de no asistir a la escuela siendo indocumentado es de casi 4 veces. 3,5% de los niños y niñas argentinos no tiene DNI y no asiste a un centro educativo, mientras que esta proporción se reduce al 0,9% entre los niños que no tienen DNI pero que sí asisten.

La Educación superior. La ausencia de DNI dificulta la obtención del certificado que acredite la finalización de estos estudios, requisito indispensable para seguir en el trayecto educativo o integrarse de un modo regular al mercado de trabajo.

El acceso a la Salud. Un indocumentado no puede acceder al sistema privado ni a beneficios de la obra social de los padres. La asistencia pública sanitaria se limita a las urgencias. Se estima que 2,4% de los niños/as argentinos menores de 18 años es indocumentado y registra déficit en la atención de su salud: no tiene cobertura y lleva más de un año sin control médico.

El Empleo regular. El DNI contribuye a que los niños estén protegidos por las leyes de edad mínima de empleo. Los niños/as indocumentados argentinos de entre 5 y 17 años registran mayores probabilidades de realizar algún tipo de trabajo, ya sea doméstico intensivo y/o económico. Las chances de trabajar aumentan a 2,5 veces entre los indocumentados. Carecer de documento es un obstáculo para el futuro laboral, ya que impide a los personas insertarse como trabajadores en el sistema formal, quedando sus oportunidades reducidas al mercado informal, temporal e inestable. Javier, por ejemplo, es un joven de 19 años que inició el trámite para obtener su documento a partir de una oferta de trabajo en blanco que no pudo aceptar.

La Asistencia social. Muchos programas de asistencia social por parte del Estado requieren constancia de DNI, por lo que aquellos sin la debida documentación quedan excluidos de subsidios, programas de transferencias monetarias (como la Asignación Universal por Hijo), planes alimentarios o prestaciones sociales.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.