text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Los 7 principales errores en tu carrera

      
Evita ciertos errores y tu carrera irá en ascenso - Flickr
Evita ciertos errores y tu carrera irá en ascenso - Flickr
Para no caer siempre en los  mismos problemas laborales, lo ideal es que conozcas cuáles son los más frecuentes para evitarlos y que tu carrera no llegue tempranamente al fin. A propósito de estos infortunios, Chicago Tribune consultó a especialistas para que listaran las cosas que no debes hacer.

No lograr convertirte en imprescindible.  Esa es la meta de todo trabajador. Si te encargas de las tareas que los demás no saben o quieren hacer por distintos motivos, te convertirás en alguien inamovible en tu empresa y por ende, a la hora de recortes o restricciones, tu jefe te defenderá como a sí mismo.

No tender redes de relaciones. Cuando estás en un trabajo, dependes de otros igual que los demás están sujetos a los beneficios o perjuicios que tú les puedas generar. Por eso, es importante construir relaciones auténticas con tus compañeros, de modo tal que en caso de ascenso, no seas visto como alguien que ideó un plan de relaciones con el único objetivo de crecer.

No aumentar tu comercialización. Cuando te desempeñas en un área de la que no eres especialista o en la que no estás experimentado al 100%, pasas a adquirir nuevas habilidades que aumentan tu cotización y te convierten en un trabajador más comercializable; esto es, con más chances de ser tentado por empresas ajenas a cambio de pagos superiores.

Ser demasiado humilde. Si eres de aquellos que cree que por no hablar de tus logros eres mejor aún, te equivocas. Si estilas derivar los méritos en otros cuando se te halaga o reprimes ideas creativas porque de antemano las consideras inaceptables o mediocres, es hora de que pares de hacerlo. Comunicar lo bien hecho es casi tan importante como hacerlo a la perfección.

No llevar un registro de los logros de la carrera. Al no realizar un seguimiento de los logros obtenidos en el transcurso de tu carrera, desde el primer día, pierdes poder para que tu empleador te valore o premie por tus conocimientos. Esto ayuda a que los nuevos empleados logren convertirse en trabajadores dignos a los ojos del jefe, lo que les permite enrolarse en la fila hacia el éxito profesional.

No ser oportunista. Cuando trabajas tienes que estar atento a todo. Y al máximo. Sin embargo, cuando solamente te enfocas en tus tareas y no te pierdes de nada acerca de eso, tiendes a distraerte en el resto de las cosas que exceden lo profesional. Puedes perder la oportunidad de incursionar en algo que es más apasionado.

No estar atento a tu alrededor. En las economías fluctuantes de la actualidad, muchos creen que es más seguro permanecer con su empleador actual que arriesgarse a tomar un trabajo con una empresa nueva. Sin embargo, no es recomendable meter la cabeza tan intensamente en ese tema, de modo tal que no nos permita palpar la realidad y saber en qué momento estamos frente a la mejor oportunidad de crecer, dentro o fuera de la compañía.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.