text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La comida chatarra deprime y conduce a la soltería

      
<div align=justify> Según un estudio científico, realizado por investigadores pertenecientes a las universidades españolas de Las Palmas en Gran Canaria y la de Navarra, <strong>el consumo habitual de alimentos industrializados y comidas rápidas aumenta en un 51% la posibilidad de padecer depresión</strong>, en comparación con quienes consume poco o nada este tipo de <a href=https://noticias.universia.com.ar/en-portada/noticia/2011/11/02/884525/comer-rico-sano-natural.html target=_blank>comidas</a>. <br/><br/> Además, los expertos comprobaron que existe una relación de dependencia y que <em>“cuanto más se ingiere, mayor es el riesgo de depresión”</em>, señaló Almudena Sánchez Villegas, una de las responsables del trabajo científico. <br/><br/> A su vez, quienes consumen habitualmente comida chatarra son más propensos a estar solteros, ser menos activos y realizar poco ejercicio físico. Y presentan un patrón dietético peor. Quienes mantienen estos hábitos suelen por lo general fumar y trabajan más de 45 horas a la semana. <br/><br/> El estudio se enmarca en el proyecto Seguimiento Universidad de Navarra el cual se viene desarrollando desde el año 1999 donde participan más de 20.000 personas. Para este, los investigadores realizaron evaluaciones a 8.964 miembros que nunca habían sido diagnosticados con <a href=https://noticias.universia.com.ar/en-portada/noticia/2011/11/21/890428/ansiedad--cigarrillo-combo-peligroso.html target=_blank>depresión</a> ni tampoco habían ingerido antidepresivos.<br/><br/> Durante seis años esas personas objeto de estudio formaron parte de un seguimiento, donde debieron responder a un cuestionario cada dos años acerca de sus propios hábitos de vida y sobre asuntos relacionados con su dieta. En el correr de la investigación, 493 de ellos fueron diagnosticados de depresivos.<br/><br/> Los trastornos depresivos son una de las principales causas de discapacidad ajustada por años de vida. </div>
Según un estudio científico, realizado por investigadores pertenecientes a las universidades españolas de Las Palmas en Gran Canaria y la de Navarra, el consumo habitual de alimentos industrializados y comidas rápidas aumenta en un 51% la posibilidad de padecer depresión, en comparación con quienes consume poco o nada este tipo de comidas.

Además, los expertos comprobaron que existe una relación de dependencia y que “cuanto más se ingiere, mayor es el riesgo de depresión”, señaló Almudena Sánchez Villegas, una de las responsables del trabajo científico.

A su vez, quienes consumen habitualmente comida chatarra son más propensos a estar solteros, ser menos activos y realizar poco ejercicio físico. Y presentan un patrón dietético peor. Quienes mantienen estos hábitos suelen por lo general fumar y trabajan más de 45 horas a la semana.

El estudio se enmarca en el proyecto Seguimiento Universidad de Navarra el cual se viene desarrollando desde el año 1999 donde participan más de 20.000 personas. Para este, los investigadores realizaron evaluaciones a 8.964 miembros que nunca habían sido diagnosticados con depresión ni tampoco habían ingerido antidepresivos.

Durante seis años esas personas objeto de estudio formaron parte de un seguimiento, donde debieron responder a un cuestionario cada dos años acerca de sus propios hábitos de vida y sobre asuntos relacionados con su dieta. En el correr de la investigación, 493 de ellos fueron diagnosticados de depresivos.

Los trastornos depresivos son una de las principales causas de discapacidad ajustada por años de vida.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.