text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Problemas que puede acarrear no terminar el secundario

      
<p> El <strong><a href=https://www.idesa.org/v2/ target=_blank>Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA)</a></strong> presentó el informe <strong>Situación de los Jóvenes en el mundo del trabajo. Sus causas y consecuencias</strong>. Fue en el marco de la <strong>Jornada sobre Transición escuela, trabajo y desempleo juvenil</strong>, organizado por el Consejo para la Planificación Estratégica de la provincia de Córdoba y el Programa de Naciones Unidas AR/09/10. <br/><br/> Según la información recopilada, la disertación estuvo a cargo de la licenciada en Economía e investigadora de IDESA, Bianca Andreini, quien exhibió datos concretos sobre este tema en lo que respecta a la mencionada Provincia. “<strong>Lo que resulta altamente preocupante es que 2 de cada 3 jóvenes que no trabajan, ni estudian, ni buscan trabajo no finalizó el secundario</strong>”, expuso la profesional. <br/><br/> “Estos jóvenes no alcanzaron a completar la formación básica obligatoria lo cual tiene una repercusión directa en sus posibilidades de inserción laboral. Actualmente la educación secundaria completa es un requisito esencial en la mayoría de los puestos de trabajo ofrecidos”, concluyó Andreini. <br/><br/> Asimismo, la economista indicó que además de los jóvenes desempleados, existe otro grupo de riesgo, los jóvenes que no estudian, ni trabajan. Se trata de la población con mayor riesgo que alcanza el 20% del total de jóvenes. Este último grupo es, a priori, el que presenta <strong>mayores posibilidades de caer en la exclusión, con ello, en la delincuencia, drogadicción u otros riesgos sociales</strong>, según se obtiene del informe presentado.<br/><br/> A modo de conclusión, IDESA calificó la realidad de los jóvenes como “preocupante” atribuyéndole a la escuela un rol preponderante para su inserción laboral. </p><p>   </p><p> “Los jóvenes, y en especial los adolescentes, se encuentran en una etapa de formación de su identidad y de definición de su camino hacia la autonomía. La escuela aparece en su vida como una segunda familia”, destacó Andreini quien agregó: “La formación educativa adquirida marcará su inserción laboral y su trayectoria hacia un empleo decente. Asimismo, las problemáticas sociales como la drogadicción, la violencia juvenil y el embarazo prematuro los exponen a la vulnerabilidad y marginalidad social y son causa y consecuencia de la falta de escolaridad y el desempleo”. <br/></p>

El Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA) presentó el informe Situación de los Jóvenes en el mundo del trabajo. Sus causas y consecuencias. Fue en el marco de la Jornada sobre Transición escuela, trabajo y desempleo juvenil, organizado por el Consejo para la Planificación Estratégica de la provincia de Córdoba y el Programa de Naciones Unidas AR/09/10.

Según la información recopilada, la disertación estuvo a cargo de la licenciada en Economía e investigadora de IDESA, Bianca Andreini, quien exhibió datos concretos sobre este tema en lo que respecta a la mencionada Provincia. “Lo que resulta altamente preocupante es que 2 de cada 3 jóvenes que no trabajan, ni estudian, ni buscan trabajo no finalizó el secundario”, expuso la profesional.

“Estos jóvenes no alcanzaron a completar la formación básica obligatoria lo cual tiene una repercusión directa en sus posibilidades de inserción laboral. Actualmente la educación secundaria completa es un requisito esencial en la mayoría de los puestos de trabajo ofrecidos”, concluyó Andreini.

Asimismo, la economista indicó que además de los jóvenes desempleados, existe otro grupo de riesgo, los jóvenes que no estudian, ni trabajan. Se trata de la población con mayor riesgo que alcanza el 20% del total de jóvenes. Este último grupo es, a priori, el que presenta mayores posibilidades de caer en la exclusión, con ello, en la delincuencia, drogadicción u otros riesgos sociales, según se obtiene del informe presentado.

A modo de conclusión, IDESA calificó la realidad de los jóvenes como “preocupante” atribuyéndole a la escuela un rol preponderante para su inserción laboral.

 

“Los jóvenes, y en especial los adolescentes, se encuentran en una etapa de formación de su identidad y de definición de su camino hacia la autonomía. La escuela aparece en su vida como una segunda familia”, destacó Andreini quien agregó: “La formación educativa adquirida marcará su inserción laboral y su trayectoria hacia un empleo decente. Asimismo, las problemáticas sociales como la drogadicción, la violencia juvenil y el embarazo prematuro los exponen a la vulnerabilidad y marginalidad social y son causa y consecuencia de la falta de escolaridad y el desempleo”.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.