text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Poca inversión empresaria en tecnología preventiva

      
<p>De acuerdo con diversas compañías de seguridad, menos de la mitad de las empresas nacionales destina fondos para mejorar la protección de sus sistemas. Las pymes son los emprendimientos más afectados por prácticas de fraude y robo de información.</p><p> La vulnerabilidad como sinónimo de un segmento en expansión pero, aún, totalmente reticente a tomar con seriedad el creciente accionar de delincuentes informáticos.</p><p> Las Pymes y grandes empresas nacionales realizan mínimas inversiones en materia de prevención de ilícitos virtuales de acuerdo a diversas firmas locales vinculadas a la seguridad de sistemas.</p><p> Así, y pese a que el nivel de delitos informáticos aumentó un 31 % durante 2005, apenas el 33 % de las grandes empresas nacionales destina parte de sus ganancias a la implementación de nuevas herramientas para la protección de sus bases de datos.</p><p> Todo lo contrario parece suceder en el segmento de los usuarios particulares quienes, de acuerdo a un estudio efectuado el año pasado, recurren a soluciones antivirus actualizadas en un 97% de los casos.</p><p> Según Prince & Cooke, el 67 % de las grandes empresas nacionales dispone de un responsable en el área de seguridad informática pero sólo el 33 % de estas compañías cuenta con un presupuesto específico destinado al ámbito de la seguridad en la información.</p><p> En virtud de un relevamiento efectuado el año pasado, apenas el 43 % de las firmas consultadas optó por invertir en protección de sistemas a modo de política corporativa.</p><p> Igualmente, y de acuerdo al sitio especializado infobaeprofesional.com, la peor parte se la llevan las pequeñas y medianas empresas locales dado que, conforme a sus estructuras reducidas en materia de digitalización de datos, rara vez toman medidas para prevenir el robo de información calificada.</p><p> En sintonía con esto, el Presidente de la Asociación Argentina de la Seguridad en la Información (ASIAR) Claudio Avin sostuvo, al ser consultado por esta problemática, que "el problema más grave lo tienen las pyme porque están conectadas todo el tiempo gracias a la banda ancha y siempre tienen algo de dinero".</p><p> Según este ejecutivo, "como es mucho más difícil atacar a un banco, se opta por ingresar en el sistema de diez pyme porque es más fácil tomar el dinero que poseen".</p><p> Igualmente, el admitir el crecimiento de esta problemática lejos está aún de representar una mejoría: en Argentina no existe, todavía, una ley que castigue los delitos informáticos.</p><p> Además, y según Infobaeprofesional.com, las estadísticas sobre incidentes vinculados a sistemas tampoco cuentan con un organismo, ya sea público o privado, que las tome en cuenta para el posterior desarrollo de un marco jurídico capaz de regular la escena informática actual.</p><p><br><b>Fuente: NA</b></p>

De acuerdo con diversas compañías de seguridad, menos de la mitad de las empresas nacionales destina fondos para mejorar la protección de sus sistemas. Las pymes son los emprendimientos más afectados por prácticas de fraude y robo de información.

La vulnerabilidad como sinónimo de un segmento en expansión pero, aún, totalmente reticente a tomar con seriedad el creciente accionar de delincuentes informáticos.

Las Pymes y grandes empresas nacionales realizan mínimas inversiones en materia de prevención de ilícitos virtuales de acuerdo a diversas firmas locales vinculadas a la seguridad de sistemas.

Así, y pese a que el nivel de delitos informáticos aumentó un 31 % durante 2005, apenas el 33 % de las grandes empresas nacionales destina parte de sus ganancias a la implementación de nuevas herramientas para la protección de sus bases de datos.

Todo lo contrario parece suceder en el segmento de los usuarios particulares quienes, de acuerdo a un estudio efectuado el año pasado, recurren a soluciones antivirus actualizadas en un 97% de los casos.

Según Prince & Cooke, el 67 % de las grandes empresas nacionales dispone de un responsable en el área de seguridad informática pero sólo el 33 % de estas compañías cuenta con un presupuesto específico destinado al ámbito de la seguridad en la información.

En virtud de un relevamiento efectuado el año pasado, apenas el 43 % de las firmas consultadas optó por invertir en protección de sistemas a modo de política corporativa.

Igualmente, y de acuerdo al sitio especializado infobaeprofesional.com, la peor parte se la llevan las pequeñas y medianas empresas locales dado que, conforme a sus estructuras reducidas en materia de digitalización de datos, rara vez toman medidas para prevenir el robo de información calificada.

En sintonía con esto, el Presidente de la Asociación Argentina de la Seguridad en la Información (ASIAR) Claudio Avin sostuvo, al ser consultado por esta problemática, que "el problema más grave lo tienen las pyme porque están conectadas todo el tiempo gracias a la banda ancha y siempre tienen algo de dinero".

Según este ejecutivo, "como es mucho más difícil atacar a un banco, se opta por ingresar en el sistema de diez pyme porque es más fácil tomar el dinero que poseen".

Igualmente, el admitir el crecimiento de esta problemática lejos está aún de representar una mejoría: en Argentina no existe, todavía, una ley que castigue los delitos informáticos.

Además, y según Infobaeprofesional.com, las estadísticas sobre incidentes vinculados a sistemas tampoco cuentan con un organismo, ya sea público o privado, que las tome en cuenta para el posterior desarrollo de un marco jurídico capaz de regular la escena informática actual.


Fuente: NA

  • Fuente: NA

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.