text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

5 maneras de ser más influyente en el trabajo sin hacerte odiar

      
Fuente: Shutterstock

El trato con tus compañeros de trabajo nunca es sencillo. Son tus amigos, pero mejor si no les cuentas chismes, podés hablar, pero no dispersar. E incluso muchas veces debes liderarlos, sin que crean que eres abusivo. Por ello conoce 5 maneras en las que podés ser más influyente, sin que te odien por ello.

 

Lee también:

» 4 consejos para analizar tu equipo de trabajo 
» De adicto al trabajo a buen profesional: 6 consejos para lograr el cambio 
» ¿Es bueno pedir consejos a los jefes? 

 

1. Tranquilízate antes de decir que algo te molesta

Si tienes un compañero de trabajo que pasa todo el día en el teléfono de la empresa, haciendo llamadas a clientes pero también a sus amigos y familia, y mientras lo hace se ríe a carcajadas y te desconcentra, es tiempo de que actúes, pero con cautela.

 

Lo más importante es que no se note que eso te afecta y te descontrola. Antes de hablar con él concentrate en el objetivo y respirá profundo para ir tranquilo. Mantené un tono de voz amigable, no acusativo. Es la única manera de obtener algo a tu beneficio. Se sincero pero respetuoso. De ese modo la otra persona te eschará, te entenderá y te hablará de la mejor manera.

 

2. Proponé que te den una solución

Si tenés que manejar un proyecto compuesto por un grupo de personas, es sencillo que no todos estén de acuerdo en todo y siempre habrá alguien especialmente negativo. Diferencia de culturas, de experiencias pueden llevar a problemas de entendimiento.

 

Para plantearle que no estás de acuerdo con su actitud, lo primero es lograr la empatía con esa persona negativa. Sorprendelo dándole un halago, comenzando con que quieres plantearle algo que sabés que va a poder comprender porque posee una gran habilidad para ayudar a los demás por ejemplo. Luego dile de buenas maneras que la próxima vez que algo no le convenza, que te encantaría que te propusiese una solución.

 

Le demostrás que valorás lo que piensa y su punto de vista. Las personas necesitan sentirse proactivas y de seguro no tendrá una actitud negativa con las cosas que a él se le ocurren para el proyecto.

 

3. Aumentá su ego

Así como suena. Cuando una persona toma crédito por tu trabajo por ejemplo, el sentimiento de ira y de traición puede apoderarse de ti. Pero demostrar eso puede hundirte laboralmente. Por el contrario tenés que alimentar el ego de la otra persona, porque cuando hacés lo contrario puede enojarse y la situación se saldrá de control.

 

Probá esto: intenta que las primeras oraciones sean positivas, dile que te gusta trabajar con él o ella, que realmente sacan el tiempo y forma el trabajo, y espera a que te conteste que piensa igual. Luego es el momento de plantear las cosas pero con calidad: “me encanta que comentes con otros mis ideas, porque me hace sentir que hago las cosas bien… pero siento que no me dan siempre el crédito dado mi nivel de participación. ¿Qué pensas vos?”.

 

De este modo planteás lo que piensas sin ser literal y decirle “¡Deja de robar mis ideas!”. La situación permitirá que ideen una manera para solucionar ese problema.

 

4. Demostrá que es en beneficio de todos

Seguro tenés ideas muy buenas, pero al momento de plantearlas siempre habrá alguien dispuesto a ponerte obstáculos. Por eso, antes de darlas a conocer, pensá en cómo podrían beneficiar al resto de los compañeros.

 

Comentale la idea antes a dos o tres personas que sabes que siempre piensan parecido a ti. Tener aliados también es una buena forma de proseguir con tu plan. Una vez que vean que no estas buscando hacer sólo algo por tu propio bien, sino que mejorará a todos o a la mayoría, y que incluso la gente te apoya, será más sencillo que la aprueben.

 

5. Demostrá compasión

Las personas no son seres desalmados aunque por momentos lo parezcan. Por ello siempre tienes que aspirar a ir más allá, a comunicarte realmente con lo que siente la otra persona. Si no demuestras que te importa, se pondrá a la defensiva y no será tan flexible, y no es lo que quieres. Demuéstrale compasión por lo que te cuente y no lo juzgues.

 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.