text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

8 estrategias para demostrarles a tus empleados cuanto los valorás

      
Fuente: Shutterstock.

No hay nada más fructífero para una empresa que tener a un equipo de trabajador motivado y con ganas de mejorar. Por este motivo, es fundamental que les hagas saber cuán importantes son para la empresa. A continuación te contamos cómo.

 

Lee también
» 5 cosas que como jefe deberías escuchar de tus empleados
» ¿Cómo convertirse en un líder?

 

 

1. Planteales desafíos

La mejor manera de que tus empleados estén motivados y tengan ganas de superarse a diario es planteándole desafíos. Hacé que salgan de la rutina y de su zona de confort: luego te lo agradecerán.

 

2. No te aferres a la ley

Si bien es cierto que muchas reglas fueron creadas para ser cumplidas, la clave está adaptarlas a cada empresa y hacer excepciones cuando realmente valga la pena.

 

3. Permitiles faltar por enfermedad

Nadie podrá dar todo lo mejor de sí mismo si sus condiciones de salud no son las esperadas. Mejor dejalos tomarse unos días de licencia por enfermedad (siempre y cuando sean certificados), de manera que luego vuelvan motivados y agradecidos a rendir tanto o más que siempre.

 

4. Da buenas referencias a tus ex empleados

Que no puedas seguir teniendo a tu equipo a un profesional excelente no significa que otros no puedan gozar de ese placer. Por eso, sería generoso de tu parte que te aseguraras de darle buenas referencias sobre tus ex-empleados a los empleadores potenciales.

 

5.No revises sus perfiles de redes sociales

No hay nada que un empleado odie más que saber que su jefe visita asiduamente sus perfiles en las redes sociales. Por eso, si querés tener un buen vínculo lo mejor que podés hacer es permitirles que tengan vidas privadas, siempre y cuando sus actos no tengan una incidencia negativa en la imagen de tu empresa.

 

6.Encargate directamente de resolver los problemas

Si queres ser un jefe querido por tus empleados deberías empezar por encargarte de resolver los problemas directamente, no por medio de políticas. Nada ganarás aferrándote a los documentos institucionales; mejor probá hablar con las personas implicadas y buscar una solución.

 

7.Se transparente

Como adultos responsables de su trabajo, tus empleados deberían estar al tanto de las buenas (y malas) noticias vinculadas con la empresa. Acordate de que la confianza lo es todo y que la transparencia es fundamental para el buen funcionamiento de todo equipo de trabajo.

 

8. Se flexible

Con el tiempo aprenderás que no es posible hacer todo como te gustaría y que es probable que todas tus estructuras sean derribadas sobre la marcha. Mejor tomá conciencia de que la flexibilidad es clave y de que cuanto más te la juegues por tus empleados, mayores serán sus sentimientos hacia tu persona.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.