text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

5 consejos para que te conviertas en un trabajador asertivo

      
Fuente: Shutterstock.

La asertividad no surge de la noche a la mañana: debe trabajarse conjuntamente con el desarrollo emocional personal. Nadie aprende a controlar distintos tipos de situaciones de un momento para el otro, pero con el fin de que inicies este proceso, a continuación te damos algunos consejos.

 

 

Lee también
» ¿Cuánto daño hace un empleo insoportable?: hábitos saludables que debes adoptar en el trabajo
» 10 estrategias para generar buenos vínculos en la oficina

 

 

>> Actuá

No te impongas a lo que no te gusta ni aceptes todo lo que te proponen. La clave está en establecer un equilibrio: intentá llegar a un acuerdo en tu vida laboral, hablá con las otras partes, negociá y expresá tu malestar.

 

>> Autoestima por las nubes

Aunque muchas veces no está bien visto que las personas tengan una autoestima alta, las personas asertivas se caracterizan por ello. ¿Qué significa esto? Que al momento de enfrentarse a un compañero o a un jefe no tienen reparos en decirles todo lo que sientan, ya que se sienten fuertes. No dejes que te coman el terreno y te dejen sin palabras.

 

>> No te olvides del “no”

Parte de ser asertivo radica en no aceptar todo lo que te digan, ser autocrítico, establecer límites claros y defender tus derechos. Con el fin de entender mejor lo que cada persona tenga para decirte debés preguntarle si te lo puede explicar de una mejor manera, a qué se refiere y cuáles son sus argumentos.

 

>> Evitá los malos momentos

Cuando un compañero de trabajo o un jefe te hablan de mala manera, lo mejor que podés hacer es pedirle para no continuar con la conversación y retomarla en otro momento. Está claro que no se llega a buen puerto utilizando palabras fuera de lugar para referirse a otra persona. Nada soluciona más las cosas que hablarlas de buena manera y en un tono tranquilo y suave.

 

>> No es tu culpa

Las circunstancias a veces hacen que algunas personas te echen la culpa cuando nada tenés que ver con la situación. En estos casos, es importante que evites ponerte a la defensiva y tener una actitud sumisa. ¿Cómo responder a esta agresión? Diciéndole que no fue tu intención hacerlo mal y que la próxima vez intentarás superarte. De esta manera, consolidarás tu autoestima y aprenderás a defender tus límites.

 

>> Positividad en el cuerpo

Para las personas asertivas es fundamental tener una actitud positiva con el cuerpo. No te olvides de sonreír y de relajarte lo más que puedas. Esto te convertirá para el resto en una persona accesible, comunicativa y segura de sí misma a la que todos querrán recurrir.

 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.