text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

6 claves para ser bueno delegando tareas

      
Fuente: Shutterstock.

Aunque tengas la capacidad de realizar cualquier tipo de tareas y sientas que sos el mejor haciéndolas, llegó el momento que poco esperabas: el de delegar. Si querés crecer profesionalmente, no tenés otra alternativa que empezar a solicitar a otras personas que realicen algunas tareas puntuales y a dejar de querer controlarlo todo.

 

 

Lee también
» 4 formas de convertirte en un buen líder
» 5 cosas que como jefe deberías escuchar de tus empleados

 

 

 

Comunicá tu necesidad de delegar

Cómo líder es importante que les plantees a tus empleados tu necesidad de delegar y qué les comuniques cuáles son las tareas que le vas a asignar a cada uno. Además, de esta manera estás dándole una oportunidad a los trabajadores de lucirse y sentirse valorados por sus superiores.

 

Elegí a las personas más capacitadas para cada tarea

A la hora de elegir quién va a realizar qué tarea es fundamental que dejes la afinidad de lado y pienses seriamente quién tiene las competencias necesarias para desempeñar cada tarea en particular.

 

Colaborá con tus empleados

Es probable que inicialmente la mayoría de los trabajadores tengan dudas sobre lo que tienen que realizar, por lo que es fundamental que estés a su disposición y le aportes toda la información que creas necesaria para realizar su trabajo de la mejor manera. No te olvides de establecer con claridad en qué fecha el trabajo deberá estar terminado.

 

No interfieras en el trabajo del otro

Si estás de acuerdo con la delegación de tareas es porque respetás la idea de que existen distintas maneras de realizar una misma cosa. Esto significa que no podés mostrarte disconforme con sus decisiones ni con sus ideas novedosas.

 

Evaluá el trabajo una vez terminado

Una vez que la tarea haya sido realizada, es fundamental que evalúes los resultados obtenidos, así como el desempeño y la profesionalidad del empleado.

 

Reconocé su trabajo

A todos los empleados los reconforta la idea de saber que son bien valorados por sus jefes y que le tienen confianza. Por este motivo, es clave que reconozcas el trabajo bien hecho y premies a los buenos trabajadores de alguna manera.

 

 

¿Por qué los jefes prefieren no delegar?

Aunque cada jefe tiene sus propias razones por las cuales prefiere no delegar tareas, sin importar que esto implique estar saturado de trabajo, estas son las razones más comunes:

 

>> “Mi equipo no está capacitado para manejar las tareas”

>> “Me toma mucho tiempo”

>> “No quiero ser despedido”

>> “Me gusta tener el control”

>> “A los empleados no le gustan las responsabilidades”

>> “Si se equivocan yo soy el responsable”


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.