text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Por qué los argentinos deciden cambiar de trabajo?

      
Fuente: Shutterstock.

¿Qué lleva a los argentinos a querer abadonar su puesto de trabajo?, ¿es cierto que la mayoría pretende encontrar un puesto más acorde a sus expectativas y donde perciba un salario mayor? Con el fin de encontrar respuestas a estas preguntas y determinar cuáles son las causas que llevan a los argentinos a cambiar de trabajo, la firmaPageGroup realizó un relevamiento.

 

Lee también
» Crecer profesionalmente: la prioridad a la hora de decidir cambiar de empleo
» El 70% de los argentinos piensa que va a conseguir otro trabajo

 

Este estudio permitió concluir que un 50% de los encuestados tiene entre sus planes cambiar de trabajo con el fin de encontrar un proyecto profesional que coincida con su perfil y, que un 31% piensa en el cambio de puesto como una posibilidad de crecer a nivel profesional. Por último, un 19% compartió que su decisión radica en la necesidad de percibir un salario más elevado.

 

Para llegar a estas conclusiones se encuestaron más de 200 hombres y mujeres mayores de 23 años, de los cuales más de la mitad se encontraba buscando trabajo activamente.

 

¿Qué motivos no demandan un cambio de empleo?

 

1) No cumplen con lo prometido

En algunos casos sucede que las autoridades de las empresas hablan de más al principio y luego no cuentan con los recursos necesarios para cumplir con todo lo prometido. En este caso, la mejor solución consiste en hablar con tu jefe y comunicarle tu disconformidad. Si luego de esto, la situación no cambia, sí deberías considerar la posibilidad de abandonar tu puesto de trabajo.

 

2) Necesidad de cambio

En algunos momentos de la vida y tras situaciones complejas es normal que quieras cambiar de trabajo y de aire, pero tenés que tener en cuenta que esto puede ser temporal y que después, difícilmente haya vuelta atrás. Mejor, aprovechá esta etapa de reflexión para meditar todas las decisiones que vayas a tomar, y que analices los pros y los contras de los cambios.

 

3) No te sentís a gusto con tu jefe

La mala relación con los jefes pueden llegar a perjudicar el trabajo e incluso a pensar la posibilidad de abandonar un trabajo que realmente te gusta, pero esto es un error. Antes de tomar cualquier decisión es importante que tomes consciencia de que tu jefe no es tu amigo y pienses si esta mala relación vale más que el rol que estás desempeñando en la empresa.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.