text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Cómo construir una empresa familiar?

      
Fuente: Universia.

A la hora de emprender un negocio es mucho más sencillo hacerlo con una persona cercana que actúe de socio, ya que tienen características comunes. De todos modos, en muchos casos las cosas no se dan tal como se esperaban. Para que esto no suceda y logres llevar el emprendimiento a lo más alto, a continuación te damos algunos consejos.

 

Lee también
» Cada vez son más los argentinos que se animan a emprender
» 8 tips para emprender en Argentina

 

1) Dejá todo claro

Antes de empezar a accionar es importante que los temas relacionados con las jerarquías profesionales, los objetivos, las remuneraciones, las funciones y los privilegios estén claros. Esto permitirá evitar conflictos futuros.

 

2) Primero familiares, luego colegas

Aunque resulta sumamente complejo, si querés que un negocio funcione es clave que aprendas a separar las relaciones profesionales de las personales y, que pienses en los intereses de la compañía, no en los propios.

 

3) Contratá asesores

Es fundamental que haya una persona ajena a la familia que tenga un punto de vista neutral y que sea bien percibida por los distintos miembros de la empresa.

 

4) Realizá un estudio de mercado

Esto te ayudará a clasificar la actividad que se quiere desarrollar, estudiar su oferta y demanda, y también a la competencia.
Analizá la situación económica.

 

Antes que nada es importante ver cuál es el capital inicial y por ende, cuál es la inversión que se puede hacer. Luego, las ganancias quedarán dentro del núcleo familiar.

 

5) Evitá hablar sobre negocios en eventos familiares

De los negocios se debe hablar únicamente en la empresa para no dañar la relación que tenés con tus familiares. Es importante que evites traer temas del trabajo a los cumpleaños o eventos familiares.

 

¿Cómo solucionar los conflictos que se puedan presentar?

En las empresas familiares los conflictos están a la orden del día, por lo que tenés que tener en claro cuáles son las mejores maneras de solucionarlos.

 

En primer lugar, es preciso decir que un buen diálogo es capaz de alivianar la situación y además de mantener vivo cualquier vínculo.

 

Por otro lado, si sentís que no es posible aclarar los tantos sin ayuda externa, contratá a un asesor externo o a un gerente de recursos humanos ajeno a la familia, que pueda ver las cosas con claridad e intentar mejorar la situación. La clave está en hacer el mayor esfuerzo porque la confianza y el afecto no se empañen por temas laborales.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.