text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Qué pretextos utilizan las personas improductivas?

      
Fuente: Universia.

No es casualidad que siempre sean las mismas personas las que no realizan su trabajo, ni terminan a tiempo las tareas que le son asignadas. Los empleados improductivos suelen utilizar siempre las excusas para evitar recibir llamados de atención. A continuación te contamos las más utilizadas.

 

Lee también
» Los 8 malos hábitos que atentan contra tu productividad
» Largas jornadas laborales reducen la productividad
» Internet es la principal fuente de distracción en el trabajo 

 

 

1. Tengo demasiado trabajo    

Si hay algo que los empleados improductivos no se cansan de decir es que le fueron asignadas demasiadas tareas, dejando de lado que, probablemente, todos los miembros de la empresa estén en la misma situación. La gran diferencia entre estos dos tipos de personas, es que las productivas no tienen problema en hacer su trabajo sin quejarse, mientras que las no productivas o no lo hacen o lo hacen quejándose.

 

2. Esa tarea no me corresponde

Aunque los empleados improductivos siempre esperan que otros realicen las tareas por ellos, esto no está bien. Estas personas suelen centrarse en las tareas extras que están realizando y en las que las otras personas no hacen.

 

3. No tengo todas las respuestas

Las personas poco productivas presumen ser detallistas, buscar el momento indicado para realizar una tarea, y sostienen que un trabajo no puede empezar a realizarse hasta que todo esté alineado. Esto provoca que su trabajo se posponga todo el tiempo y nunca quede realizando. En cambio, las personas productivas realizan el trabajo cuando le es asignado y no se preocupan por asuntos sin importancia.

 

4. Voy a esperar que me asignen una tarea

Los empleados comprometidos con su trabajo saben qué tareas tienen que realizar diariamente y no esperan a recibir una orden de sus jefes. En cambio, las personas poco productivas esperan un largo tiempo para que sus superiores le digan que tiene que hacer y además, pretenden ser instruidos sobre cada detalle de su trabajo. Claramente esto supone una gran pérdida de tiempo de trabajo para los jefes.

 

5. Tengo miedo a equivocarme

No se equivoca quien no hace el intento por destacarse. Si bien hay muchas tareas que pueden resultar difíciles, con esfuerzo pueden ser realizadas a la perfección. Esto no lo consideran las personas improductivas, éstas prefieren quedarse esperando a que otra persona los instruya o haga la tarea por ellos.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.