text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

4 hábitos que los jefes deben evitar

      
Fuente: Universia.

Un jefe no debe regirse solo por la ley. Existen muchas acciones que están avaladas por ésta, pero que a nivel empresarial no son bien vistas por los empleados. A continuación te contamos cuáles son las 4 cosas que tenés que dejar de hacer si realmente querés ser bien considerado.

 

Lee también
» Cómo evaluar a nuestro jefe
» ¿Cómo obtener un "sí" de tu jefe?
» 8 consejos para poder estar en desacuerdo con tu jefe 

 

 

 

 

1.    Verificar los antecedentes después de haber contratado a alguien


Si tomaste la decisión de incluir a alguien en tu equipo de trabajo significa que logró superar todas las evaluaciones a las que se tuvo que enfrentar. Por este motivo, no tiene sentido ahondar sobre experiencias laborales anteriores. Esto no será más que una pérdida de tiempo.

 

2. Obligar a alguien a renunciar en vez de despedirlo


Aunque puedas llegar a pensar que ofrecerle a tu empleado la posibilidad de renunciar en vez de ser despedido es una buena opción, esto no siempre es lo más conveniente. En el caso de que la persona tenga que ser despedida por una razón justificada, no dudes en echarla, y en caso de que la decisión no tenga justificación, lo correcto es ofrecerle la posibilidad de escribir una carta de renuncia. Tomá en cuenta que los reclutadores no ven con buenos ojos que las personas hayan renunciado sin tener un nuevo contrato firmado.

 

3. Pagarle un mejor sueldo a los nuevos empleados que al resto

Si bien es cierto que es más sencillo mantener a tus empleados en sus puestos que conseguir personal nuevo, pero ofrecerle un mejor sueldo a los nuevos empleados no es la solución. Esto probablemente atraiga interesados, pero a la larga generará conflictos internos y a corgo plazo, los viejos empleados optaran por dejar la empresa en busca de nuevas oportunidades.

 

4.  Mentir

Trabajar es toda una responsabilidad y por ende, las personas que lo hacen tienen que tener presente que lasmentiras tienen patas cortas. No es necesario que elogies el trabajo de una persona y luego uses esa misma justificación para despedirla unos meses después. Como parte de la empresa, todos los empleados merecen conocer la verdad: si querés despedirlo porque encontraste a una persona más capacitada o querés incluir en el equipo de trabajo a un conocido, decíselo. De esta manera no solo te ahorrarás problemas, sino también demostrarás ser un jefe maduro y que sabe lo que hace.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.