text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Cómo hablar de tus mayores debilidades en una entrevista de trabajo?

      
 |  Autor:  |  Fuente: Universia.

La pregunta sobre tus defectos es infaltable en cualquier entrevista de trabajo, por lo que es importante que estés preparado para enfrentarte a ella y salir airoso de la situación incómoda. A continuación te damos algunos consejos para que hablar de tus debilidades se transforme en una tarea sencilla.

Lee también
» Cómo salvar una mala entrevista de trabajo
» ¿Cómo saber si te fue bien en una entrevista de trabajo?
» Las ocho preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo 

 

Conocé tus debilidades

Si realmente no conocés tus debilidades, es posible que tampoco tengas presente cuáles son tus puntos fuertes. No pierdas más tiempo: realizá un test de personalidad y analizá su resultado. Estate seguro de que reconocer tus debilidades cambiará tu manera de percibirte y por ende, la manera en la que otras personas te ven.


Las personas encargadas de contratar personal saben que las personas cometen errores y lo que quieren es saber cómo hicieron para remediarlos. Por esto, se puede decir que tener consciencia de tus debilidades es un buen signo.

Sé honesto, pero no menciones tus habilidades esenciales

En caso de que te pregunten sobre tus debilidades, es importante que respondas de la manera más sincera posible, ya que igualmente nunca te van a contratar por tus puntos más débiles. 


Mencióna cómo aprendiste a vivir con tu debilidad y algún ejemplo en el que hayas podido transformarla en algo positivo.

No prepares una respuesta exacta

Es normal que quieras practicar para enfrentarte al momento de la entrevista, más aún para el momento en el que tengas que mencionar tus puntos débiles. De todos modos, es vital que evites aprenderte una respuesta de memoria y te permitas improvisar.

Evitá el drama personal

Aunque es normal que todos tengan un drama personal, las empresas quieren asegurarse de que esto no va a afectar tu trabajo en caso de que te elijan para ocupar el puesto. Aprendé a diferenciar los asuntos personales de los profesionales.

No digas que sos perfeccionista o que trabajás muy duro

Evitá mencionar esto, ya que te mostrarás como una persona que no se da la posibilidad de relajarse. Intentá compartir cómo lidiaste con un reto profesional y qué impacto tuvo esto en vos. 


En caso de que estés siendo entrevistado para un trabajo que no requiera ser detallista, el ser perfeccionista no va a ser visto como una debilidad. En caso contrario, el perfeccionismo enlentecerá tu trabajo y te molestará.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.