text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

8 consejos para decir adiós a la depresión de los lunes

      
Fuente: Universia.
Fuente: Universia.

Ansiedad, tristeza, estrés, falta de motivación. Estas son algunas de las emociones negativas que muchas personas experimentan al comienzo de la semana cuando no son felices en el trabajo, afirma Alexander Kjerulf, conferencista internacional sobre la felicidad en la oficina.

 

Lee también
» Ese especial sentimiento de los lunes...
» ¿A qué se debe la fobia de los lunes?

 

Aunque la depresión del lunes es un padecimiento frecuente, no conviene desestimarla: puede ser una advertencia de que algo no está bien en el trabajo. Además, el caso de los lunes puede tener un impacto negativo en tu productividad, humor, compromiso y creatividad.

A continuación, 8 formas de evitar la depresión de los lunes:

 

1.    Identificá el problema

Si el bajón anímico de los lunes es recurrente, deberías identificar qué anda mal para encontrarle una solución. Podés hacer una lista de las cosas que te desmotivan: quizás sea un compañero de trabajo negativo, una junta a primera hora del día o la falta de motivación por lo que hacés. En todo caso, tener claro cuál es el problema, te permitirá tomar cartas en el asunto.


2.    Preparate para el lunes desde el viernes

Para ayudar a combatir la ansiedad del lunes por la mañana, asegurate de terminar la mayor cantidad de tareas posibles desde el viernes. Esmerate en dejar adelantadas las tareas que menos te gustan.

 

3.    Hacé una lista de las cosas que te entusiasman

En lugar de pensar en las cosas difíciles que te esperan, el domingo tomate unos minutos para enumerar tres cosas que esperás con ansias de la semana que comienza. Eso podría animarte.


4.    Desconectate durante el fin de semana

No dejes que el trabajo invada tu tiempo libre: si es posible, evita revisar tu correo electrónico durante el fin de semana, sobre todo si no vas a responderlos hasta el lunes.

 

5.    Sé positivo

Comenzá la semana con una actitud de gratitud, tomándote el tiempo necesario para reconocer y apreciar las cosas buenas del trabajo.

 

6.    Hacé feliz a otra persona

Apenas llegues a la oficina, procurá hacer algo bueno por otra persona. Esto ayudará a levantar tu ánimo y el de quienes te rodean.


7.    Mantené tu agenda del lunes ligera

Los lunes son días tradicionalmente difíciles en las oficinas, por lo que una buena estrategia es dejar la agenda lo más libre posible para entonces. Además, te ayudará a irte aclimatando al trabajo paulatinamente luego del fin de semana.


8.    Divertite en el trabajo

Los lunes, buscá hacer alguna cosa que te motive en la oficina. Quizás desayunar con los compañeros, conversar con un amigo sobre las anécdotas del fin de semana o tomarte un pequeño descanso a media mañana. Recordá que el disfrute contribuye a aumentar tu productividad.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.