text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

8 motivos de porqué los profesores estrictos son mejores que los permisivos

      
Universia
Universia

Varias investigaciones científicas validan la teoría de que los profesores estrictos obtienen mejores resultados sobre sus alumnos. Al respecto y por supuesto, sin llegar al límite de pegar a los estudiantes con la regla o utilizar la violencia en clase, como se solía hacer en el pasado; varios estudios señalan que la exigencia, la crítica constructiva, la perseverancia y el estrés terminan siendo factores positivos a la hora de evaluar el rendimiento de los jóvenes. Aquí, 8 conclusiones, basadas en diversos estudios, que lo demuestran.

Un poco de dolor parece ser efectivo para aprender

El psicólogo K. Anders Ericsson ha concluido que la verdadera experiencia requiere más de diez mil horas de práctica, además de  una cierta dosis de “críticas constructivas, incluso dolorosas”.La investigación de Ericsson, que fue realizada en diferentes ramas de la educación, demostró que todos los estudiantes que tenían un alto rendimiento preferían profesores poco simpáticos, pero exigentes, ya que estos los llevaban a mejores resultados.

Practicar mucho

Para ser brillante, es fundamental entrenar la memoria y para eso hay que practicar mucho. Si bien en los últimos años ha tomado fuerza la idea de que aprender las cosas de memoria es negativo; un estudio evidenció que los estudiantes de países donde la memorización sigue siendo muy importante, como China o India, adquirían mejores resultados en matemática que aquellos que no acostumbraban a memorizar.

Asume la falla como parte del aprendizaje

Un estudio realizado en 2012 mostró que los niños que se dan cuenta de que fallar es parte del aprendizaje, logran mejores resultados. En la investigación, que consistió en poner ejercicios difíciles de resolver a chicos franceses, los que valoraban la equivocación en el proceso de aprendizaje sobresalieron a la hora de resolver los problemas planteados.

Ser estricto es mejor que ser amigable

En 2005, un equipo de investigadores de la Universidad de Claremont llegó a la conclusión de que los profesores más estrictos adquieren mejores resultados en sus alumnos, ya que parten del supuesto de que los estudiantes tienen potencial para realizar trabajos sobresalientes y que solo hay que guiarlos para que lo logren.

Puedes aprender a ser creativo

Los científicos han demostrado que no existen los genios natos. En ese sentido, una investigación realizada por la Universidad de Temple que estudió a personas como Thomas Edison, Frank Lloyd Wright y Picasso, concluyó que incluso los gigantes más creativos trabajan duro para avanzar de forma gradual.

La perseverancia llega más lejos que el talento

Otro estudio llevado a cabo por la psicóloga Angela Duckworth de la Universidad de Pennsylvania, reveló que la pasión y la perseverancia en los objetivos a largo plazo son las mejores predicciones del éxito; mientras que tener o no talento no se relaciona con un resultado exitoso.

Para la psicóloga, la perseverancia puede ser enseñada a través del optimismo.  Al respecto, según otra de sus investigaciones, los profesores optimistas obtenían mejores resultados académicos por parte de sus alumnos.

La alabanza te hace débil

Los mejores profesores rara vez elogian la inteligencia de sus alumnos. ¿Por qué? Según un estudio realizado con niños de 10 años, el profesor de psicología en laUniversidad de Stanford, Carol Dweck, concluyó que cuando se les dice a los estudiantes que “son muy inteligentes”, a la larga terminan volviéndose más inseguros. Por el contrario, cuando se les dice que son “buenos trabajadores”, se tornan más seguros de sí mismos.

El estrés te hace fuerte

Un poco de estrés durante la infancia hace que la persona adquiera versatilidad ante las situaciones límite, según un estudio de la Universidad de Buffalo. ¿Cómo lo sabemos?  Un profesor de psicología realizó una evaluación de tensión en la que expuso a sus estudiantes ante 37 eventos negativos, como la muerte de seres queridos o enfermedades, y luego sumergió las manos de los jóvenes en agua helada. Los estudiantes que se habían estresado más ante las imágenes dolorosas, luego habían experimentado menos dolor que los que no se habían estresado durante el ejercicio.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.