text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cada vez hay más Jefes jóvenes en Latinoamérica

      
cada-vez-hay-mas-Jefes-jovenes-en-latinoamerica-noticias
Las formas de vincularse en el trabajo también están cambiando, dejando atrás la vieja teoría del jefe enemigo. Fuente: Universia

En una época caracterizada por el homeworking, en la que se valora la flexibilidad, el reparto de tareas y el fomento a la creatividad, la relación jefe-empleado ha cambiado, generando vínculos más estrechos y mejor reconocidos. Esta realidad se puede ver en una tendencia que gana terreno en Latinoamérica: que son los jefes jóvenes. Según una Encuesta de Empleo realizada este año por Universia y Trabajando.com, cuya temática fue Relación con tu jefe, el 26% respondió que su superior tiene entre 28 y 37 años, una cifra un poco por debajo de la mayoría (48%) que reveló que su jefe tiene más de 42 años. Los datos siguen la misma línea en Argentina: el 22% de los encuestados manifestó tener un Jefe con edad comprendida entre el rango mencionado, lo que significa que también aquí los jóvenes se vienen imponiendo en los cargos jerárquicos.


Al respecto, Bertie Benegas Lynch, Director General de Universia Argentina, sostuvo que los resultados muestran el surgimiento de un perfil joven entre los cargos superiores, lo cual es aceptado por los empleados, que buscan autonomía y flexibilidad.

 

El adiós al Jefe enemigo

Las formas de vincularse en el trabajo también están cambiando, dejando atrás la vieja teoría del jefe enemigo. En ese sentido, solo el 7% de los encuestados respondió que su actual relación con el Jefe es mala, en tanto los datos demuestran un panorama completamente favorable: el 42% sostuvo que su relación es buena, seguida por el 29% que contestó que es muy buena. Por su parte, ante la posibilidad de resaltar un aspecto del jefe, la mayoría (19%) se queda con la flexibilidad laboral, seguida de cerca por la confianza depositada en el empleado (17%) y la posibilidad de desempeñarse con autonomía (13%).


Sin embargo, si bien el vínculo ha mejorado; el jefe tampoco es un amigo y la relación jefe-empleado se sigue manejando dentro del horario de trabajo. Los resultados de la encuesta señalan que el 85% de los empleados no comparte una relación extra laboral con su superior.


Al momento de caracterizar al jefe surge una dualidad. Mientras que algunos (26%) se mantienen en la línea positiva y destacan el reparto de tareas y el fomento de la creatividad, otros (21%) marca una personalidad autoritaria. Entre los aspectos que los empleados valoran de sus jefes, se destacan la buena comunicación (de hecho, el 17% de los encuestados señaló que ser un mal comunicador es la característica que más le molesta de su jefe) y el reconocimiento a la tarea de los subordinados.


Otro dato sumamente interesante en el marco de la actual relevancia de la cuestión de género, señala que el 62% de los encuestados tiene un jefe varón, lo cual muestra un marcado crecimiento del rol femenino en altos cargos. Pese a esto, el 65% de los empleados indicó que le gustaría que su superior fuese un varón.

 

¿Qué pasa en la Argentina?

En la Argentina, los 892 participantes de la encuesta hicieron visible que los jóvenes se vienen imponiendo en los cargos jerárquicos: el 22% tiene un jefe de 28 a 37 años. Si bien hasta el momento la experiencia parece tener mayor peso (el 56% identificó que su jefe tiene más de 42 años), la relación de los jóvenes con la tecnología y los dispositivos móviles los convierte en personal con potencial crecimiento en sus lugares de trabajo.


Con respecto al género del Jefe, la amplia mayoría de los empleados (67%) manifestó tener un Jefe varón,y el 70% contestó además que, de poder elegir el sexo de su Jefe, preferiría a un hombre. Por otro lado, al igual que en el resto de Latinoamérica, la buena relación manifestada entre jefe y empleado se mantiene sólo dentro del horario laboral: la mayoría de los encuestados (88%) no comparte una relación fuera del trabajo con su superior.


Al momento de señalar las cosas que más valoran de los Jefes, los encuestados señalaron, por sobre todas las posibilidades, la flexibilidad laboral (20%), seguida por la confianza depositada en ellos (18%). Del lado contrario, los aspectos que más molestan de los Jefes argentinos son: ser un mal comunicador (17%), desconocimiento del trabajo realizado por el empleado (16%), no afrontar ni resolver los problemas (14%) y no saber escuchar (12%).


Sumando todos estos factores, a la hora de calificar a sus Jefes, al igual que en el resto de Latinoamérica, los encuestados argentinos presentaron un panorama dividido: mientras que el 25% indicó que su superior delega tareas y fomenta la creatividad, el 24% lo encuentra autoritario.

 

Sobre la Encuesta de Empleo “Relación con tu Jefe”

El estudio fue realizado en 8 países (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú, Puerto Rico y Uruguay) y participaron 5.575 personas. Entre los encuestados aparece una igual presencia masculina que una femenina (50%).
 
 

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.