text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Exámenes de ingreso universidades argentinas

      
Exámenes de ingreso universidades argentinas
Exámenes de ingreso universidades argentinas  |  Fuente: Istock

Argentina es un país que siempre se ha destacado a nivel mundial debido a su sistema educativo por su calidad como por su gratuidad para todo aquel que quiera acceder a él. Según la Ley de Educación Superior 24.521, las universidades públicas y privadas tienen la obligación de permitir el acceso a toda la población. De esta manera el sistema educativo ofrece una gran variedad de carreras y universidades de manera irrestricta. Sin embargo, existen distintas modalidades de ingreso a las carreras

Ingreso irrestricto

El ingreso libre fue uno de los grandes logros de la Reforma Universitaria de 1918 que se fue reforzando en las décadas posteriores hasta la sanción de la Ley de Educación Superior en 1995. Esta característica convirtió al sistema educativo argentino en el hablar del mundo entero: mientras que para algunos países era algo digno de imitar, otros lo consideraron como un gasto innecesario. No obstante, en Argentina se vio como una oportunidad para que las clases bajas accedieran a la educación.

Exámenes nivelatorios

Si bien este derecho a la educación permitió que todas las personas independientemente de su clase socio-económica ingresaran libremente a la universidad, las diferencias entre los colegios secundarios y públicos era abismal. Es por ello que muchas universidades decidieron incluir exámenes de carácter nivelatorio para facilitar el ingreso de los estudiantes a las carreras. En algunas de ellas pueden rendirse materias de la carrera de forma “libre”, es decir, sin cursar la materia y solo rindiendo el examen final; en otras, simplemente se toman exámenes para dividir a las cátedras por niveles.

El caso de la UBA

La Universidad de Buenos Aires (UBA) exige que todos los ingresantes a sus carreras cursen un año de Ciclo Común Básico (CBC). El mismo está compuesto por dos materias generales y dos específicas de la carrera elegida. Solo aprobando el año del CBC se pueden ingresar a una carrera en esta universidad.

Aunque los exámenes de ingreso no son eliminatorios, si son nivelatorios. Es decir que, si bien tu lugar en la carrera ya es seguro por el ingreso irrestricto, el examen de ingreso te permitirá nivelarte para tener un mejor comienzo. Además, al rendir materias libres, si ya tenés el nivel para hacerlo, podés adelantar tiempo de carrera.

Cursos de ingreso

La mayoría de las universidades públicas y privadas ofrecen un curso de ingreso en los que los estudiantes pueden prepararse para los exámenes con la ayuda de profesores y otros compañeros. Estos cursos pueden variar en duración desde 1 mes en algunas carreras a 1 año en otras. Suelen ser de carácter obligatorio y preparan a los estudiantes no solo para los exámenes que van a rendir sino también para aprender técnicas de estudio y para adaptarse a la vida universitaria. 

Algunas excepciones

Para toda regla existe una excepción y ese es el caso de algunas facultades argentinas. Si bien la Ley de Educación Superior garantiza el ingreso libre, en algunas instituciones (como es el caso de la Universidad Nacional de Mar del Plata -UNMDP), los alumnos deben rendir una prueba de selectividad. Es decir que se puede acceder irrestrictamente a la universidad pero puede que alguna de sus facultades requiera un curso de ingreso y/o examen selectivo. Por ejemplo, la UNMDP tiene ingreso libre a las carreras de la Facultad de Humanidades pero no para la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales que tiene un curso de ingreso con un exámen final eliminatorio.

Cómo acceder a la universidad

Al igual que en la mayoría de los países del mundo, en Argentina el principal requisito para acceder al nivel superior es finalizar los estudios secundarios. Sin embargo, existen dos excepciones a esta regla. La primera se presenta en el caso que un alumno adeude materias del secundario. En ese caso se le permite inscribirse y comenzar a cursar las materias como alumno condicional hasta el 30 de abril de ese año. Si para esa fecha el alumno no regulariza su situación, pierde su inscripción y todo lo que haya cursado en la universidad.

Otra situación particular es la de aquellas personas que no hayan finalizado el secundario pero tengan más de 25 años de edad. Según la Ley de Educación Superior estas personas pueden anotarse en una carrera si demuestran que tienen la capacidad de lidiar con los contenidos de la carrera. Se tiene en cuenta, por ejemplo, la experiencia laboral de la persona.

Así que ya sabés, el sistema de educación universitaria argentino es único en el mundo y todos pueden acceder al mismo. Sin embargo, cada institución tiene sus reglas internas y modalidades de ingreso por lo que tenés que consultar en cada una y prepararte lo mejor posible. Recordá que un curso de ingreso siempre es una posibilidad de adaptarse mejor a la vida universitaria y avanzar en la carrera. 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.