text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo estudiar para un examen: 5 técnicas efectivas

      
Cómo estudiar para un examen: 5 técnicas efectivas
Cómo estudiar para un examen: 5 técnicas efectivas  |  Fuente: istock

Lo que suele suceder con más frecuencia es que llegado el momento del exámen o unos días antes, parece que no estamos listos o que nos faltó tiempo. Pero existen maneras de planificar el estudio y de organizar los tiempos que pueden ser útiles para que esto no suceda, o para que al menos la sensación sea menor.

Las técnicas y métodos de estudio son muchas, y a cada persona le resultan de manera distinta. Por eso te recomendamos que si te parece que no estás obteniendo el resultado deseado, intentes modificando la manera de estudiar.

Te dejamos estos consejos sobre cómo estudiar para un examen que creemos que pueden ayudarte:

  • Planificación: Si es posible planificar los días de estudio dividiendo los temas en la cantidad de días que consideras necesario, es una buena técnica para no dejar nada fuera y para evitar tener días completos (y noches también) de estudio los días previos al examen. Además, siguiendo la planificación, se puede observar si necesitamos dedicarle mas tiempo, en el caso de venir atrasados sin terminar las tareas de un día, o si estamos holgados de tiempo y podemos reducir las horas o aprovecharlas para actividades como estudiar material de refuerzo, o generar material de estudio como resúmenes, cuadros comparativos, etc.

  • Horario de estudio: Hay muchas personas que encuentran, en la rutina de estudio y en tener horarios no flexibles para ello, la forma con la que mejores resultados obtienen. Al ser esas horas propias de estudio, todas las otras actividades pendientes, quedan relegadas y permite que la concentración pueda ser mayor. Además elimina de alguna manera la posibilidad del típico auto-boicot de decir “hago primero eso y después estudio”. Las horas elegidas pueden ser en cualquier momento del día, y es necesario probar en todas para saber en dónde tenemos mejor concentración.

  • Lugar de estudio: Aspectos como la comodidad, la buena iluminación y la ausencia de distracciones son básicos. Hay algunas personas que prefieren y entienden que estudiar siempre en el mismo lugar es beneficioso, y para otros cambiar de lugar es lo correcto. En esto la clave está en encontrar lo conveniente para cada uno. En cuanto a la falta de distracciones, el consejo que vamos a dejarte es que dejes lejos el celular, o si podés directamente apagalo. Algunos equipos tienen la función de ver cuánto tiempo le dedicamos a cada aplicación, si podes hacerlo te recomendamos chequearlo y que veas cuánto de ese tiempo podría estar dedicado al estudio.

  • Dividí los estímulos: Suponiendo que tenés 4 horas para estudiar el día de hoy y que las primeras tres las dedicás al estudio de temas nuevos y la última a su repaso. Te recomendamos que esta última sea separada de las otras dos. En ese caso estarías duplicando el estímulo diario a dos franjas de estudio distintas y eso puede ayudarte a fijar conocimientos ya que la parte de repaso la podés hacer mejor descansado que si lo intentas después de 3 horas de lectura o estudio.

  • Reescribir o explicarle a alguien más: Es una manera de fijar lo aprendido y a la vez de notar en donde nos falta reforzar un poco más el estudio. Son formas de autoevaluarse, mientras a la vez quizás estamos ayudando a alguien más. Pararse desde el lado del que escucha la explicación también es un buen ejercicio, volviendo a recibir los contenidos y también corrigiendo en caso de error o duda.

Para saber si obtenés mejor resultado estudiando solo o con alguien más, la única forma es probando ambas opciones. En el caso de que un compañero o compañera de estudio no tenga el mismo ritmo o no resulte como esperabas, no significa que tengas que estudiar solo, sino que podés probar con otras personas.

En el caso de la planificación y de cuánto tiempo antes empezar a estudiar, lo que recomendamos es que dividas los temas y armes un calendario con ellos. De esa manera va a quedar ordenado qué estudiar cada día. Por último, agregarle algunos días de repaso antes del exámen y por si surge algún inconveniente durante lo planificado.

Esperamos que puedas utilizar alguno de los consejos sobre cómo estudiar para un examen y que encuentres tu propia forma según el tiempo que tenés disponible para el estudio. Y además te invitamos a que nos cuentes qué otra técnica o método de estudio te resulta efectivo.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.