text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Qué es coaching nutricional y quiénes deberían hacerlo?

      
¿Qué es coaching nutricional y quiénes deberían hacerlo?
¿Qué es coaching nutricional y quiénes deberían hacerlo?  |  Fuente: istock

El coaching nutricional es una de las ramas del coaching propiamente dicho, y se enfoca en aquellas personas que intentan modificar sus hábitos alimenticios en búsqueda de una mejoría en la salud. Cabe destacar que el trabajo del coach no consiste en realizar la dieta (a menos que cuente además con la formación necesaria para ello) y sería un error grave que lo intentara sin tener los conocimientos correspondientes, sino que trabaja para eliminar aquello que genera un bloqueo entre el paciente y el logro de su meta. La dieta puede existir como no, pero en el caso de que sí exista, debe ser confeccionada por un profesional nutricionista/dietista.

La principal diferencia entre el tratamiento nutricional tradicional y el que propone el coaching es que este último trabaja para crear el puente que conecte al paciente con el primero. El objetivo en común que tienen es que el paciente logre generar hábitos alimenticios saludables.

En la alimentación de una persona, no solo intervienen los alimentos en sí, sino que hay muchos otros aspectos que la influencian, como por ejemplo:

  • La motivación por lograr un objetivo: En principio se debe trabajar en encontrar un objetivo motivador pero alcanzable. Es importante que sea realista para no terminar en una nueva frustración. Y debe estar bien claro, demarcado y presente día a día, para que al momento de alcanzarlo se sienta como un logro.

  • Emociones relacionadas a la alimentación: Existen emociones que repercuten negativamente y que deben ser analizadas. A la vez es importante plantear una actitud optimista ante lo positivo y lo negativo que pueda surgir en el proceso de cambio.

  • El desarrollo del gusto por la actividad física y las barreras personales para ello: La relación entre actividad física y buena salud/buena nutrición está por demás comprobada. Hay quienes creen que no tienen un lugar en lo deportivo, y esa es una barrera que debe ser trabajada. Muchas veces el problema se encuentra en el intento de ser un “deportista” de un momento para otro, cuando la actividad física tiene un desarrollo progresivo.

  • La definición y la explotación de los aspectos favorables: No todo es un error ni todo está mal en cuanto a la alimentación y los hábitos de una persona. Estos aspectos positivos deben ser definidos y pueden servir como punto de partida y motivación

  • La rutina: Es la forma en la que una persona transcurre el día. Y la imposibilidad de modificación o de adaptación a los tiempos suele ser uno de los problemas que afectan a la alimentación.

  • Falta de información y de asesoramiento profesional: Es creer que estamos haciendo las cosas bien y no ver los resultados. Recomendamos como única forma posible y consciente, buscar asesoramiento en profesionales calificados en el tema.

  • La falta de protagonismo de parte del paciente en cuanto a la toma de decisiones: Se trata de hacer parte activa al paciente en la decisión de cambio de alimentación. Muchas veces sucede que quien se expone a una dieta programada no logra motivarse de la manera adecuada para seguirla como debe, o tiene limitaciones para visibilizar el objetivo. Es ahí donde tiene acción el coaching nutricional.

¿Sobre quiénes se desarrolla el coaching nutricional?

Las personas que deberían exponerse a un proceso de este tipo son aquellas que tienen una relación angustiante con la comida y con su propio peso. Y no hablamos de estética, sino de salud. Muchas personas atraviesan durante mucho tiempo (pueden ser muchos años) un desarrollo repetitivo en el que intentan comenzar un cambio en los hábitos alimenticios, pero no logran o al primer desliz o modificación del plan, creen fracasar y abandonan. Trayendo una mezcla de sentimientos de culpa o fracaso que son incluso más negativos que al principio. El coaching se ocupa de descubrir, mediante la conversación con el paciente, cuáles son los momentos de error, y de encontrar un nuevo enfoque para lograr hacer las cosas de una manera diferente.

Llegamos al final de este artículo y esperamos haberte resuelto las incógnitas que tenías acerca del coaching nutricional y su desarrollo. Te alentamos a que te instruyas en el tema, tanto si sos un profesional relacionado como si no, y que si es de tu interés, lo lleves a cabo desde la posición del coach o de quien realiza el proceso.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.