Noticias

Qué es la competencia social y cívica y por qué es importante su desarrollo

      
Qué es la competencia social y cívica y por qué es importante su desarrollo
Qué es la competencia social y cívica y por qué es importante su desarrollo  |  Fuente: istok

Las competencias sociales y cívicas son entendidas como la habilidad de analizar el contexto social utilizando los conocimientos de forma que atraviesen a la sociedad toda y desde diferentes aspectos, para comprender los fenómenos y problemas sociales y poder generar respuestas mediante decisiones en la interacción con otras personas y grupos regidos por normas.

Es parte de la formación necesaria para un profesional, además de la académica, ya que sin este tipo de competencias, la aplicación de los conocimientos sería inerte o desligada al contexto que lo rodea.

Por esto, forman parte de las competencias básicas disciplinares que se intentan inculcar desde las primeras etapas de la formación educativa. En Argentina existen espacios curriculares como por ejemplo la “Formación ética y ciudadana”, en donde se trabajan estos aspectos de la educación, pero se intenta que formen parte de todas las áreas disciplinares, entendiendo que educar no es solamente instruir al educando en conocimientos, sino también en el desarrollo de los valores.

La formación social y cívica busca que el educando desarrolle un conocimiento de si mismo, y del contexto en el que vive, utilizando la interpretación crítica y los conocimientos adquiridos mediante las ciencias sociales. Para establecer una especie de orden de competencias a adquirir podemos enumerar:

1.     Conocerse a sí mismo en cuanto al rol social y al contexto, conociendo y colaborando en grupos como la familia, la escuela, su ciudad, su país.

2.     Analizar la sociedad en la que vive, desde los aspectos históricos, geográficos y de conformación social.

3.     Conocer las formas de contribución y de valoración a la pluralidad cultural, de una manera sostenible y que ayude a su constante mejoría.

4.     Formación en derechos humanos, como herramienta para la valoración y el juicio sobre las situaciones personales y sociales, y para el conocimiento de los derechos y obligaciones ciudadanas.

5.     Ser consciente de los conflictos actuales e históricos para desarrollar habilidades diplomáticas y de solución pacífica a problemas entre grupos sociales.

6-.    Obtener los recursos necesarios para ser parte activa del lugar y contexto donde vive, incluyendo todos los aspectos físicos, culturales y sociales.

A la vez podemos marcar una diferenciación entre los conocimientos, destrezas y actitudes que se definen como competencias sociales y los que se engloban dentro de las competencias cívicas:

La competencia social está relacionada al desarrollo de la conciencia de salud física y mental y de la vida saludable, tanto individual como grupal del entorno cercano. Además es la búsqueda del crecimiento moral correcto en lo referido a las relaciones interpersonales, con aspectos como la interculturalidad, la relación entre géneros, las identidades, la tolerancia y la comunicación positiva y constructiva. Como último aspecto a destacar, y no por eso menos importante, se trabaja sobre las actitudes y los valores que aportan al desarrollo socioeconómico de la sociedad completa, involucrando la interculturalidad y el respeto por la diferencia.

La competencia cívica es la forma de nominar el conocimiento de conceptos que hacen al equilibrio de la estructura social. Entre ellos, la ciudadanía, los derechos humanos, la justicia, la democracia, y otros. Sin dejar de ser parte el contexto histórico actual y los hechos pasados, para comprender los procesos sociales y culturales. Apunta a la correcta utilización y respeto por los derechos humanos y la voluntad de participación democrática.

La relación entre ambas competencias y la obtención de las mismas, responde a la búsqueda de orientar a las personas hacia la actuación respetuosa en el entorno socialen el que están inmersas, formando parte activa y trabajando en pos de la transformación positiva y la solución de conflictos propios de la interculturalidad y la falta de comunicación.

Llegando al final de este artículo, desde Universia, esperamos haberte ayudado a comprender qué es la competencia social y cívica y por qué es importante su desarrollo constante, desde las edades académicas iniciales, hasta en el ambiente laboral profesional.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.