text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo lograr un balance entre tu trabajo y tus estudios

      
Cómo lograr un balance entre tu trabajo y tus estudios
Cómo lograr un balance entre tu trabajo y tus estudios  |  Fuente: istock

1. Planificá tu vida

Todo es más fácil cuando se es organizado y se establecen metas a corto y largo plazo. Podés pensar cuánta carga horaria tiene cada actividad y organizarte en una agenda o planificador. De esta manera podrás visualizar mejor tus horarios para organizarlos de manera más eficiente. Además, es muy útil establecer prioridades. A veces planeamos hacer más cosas de las que podemos en un día, por lo que es importante establecer qué cosas son más urgentes o más importantes.

2. Utilizá calendarios

Si bien es muy útil planificar día por día, también sirve mirar un calendario mensual o anual para obtener otra perspectiva. Las fechas importantes pueden parecer lejos en el futuro pero con un calendario podés verlas cuando se aproximan.

3. Buscá tu método de estudio más efectivo

Es importante probar distintos métodos de estudio para encontrar el más adecuado. Algunos estudiantes son más visuales, otros más auditivos, etc. Si encontrás qué método te funciona mejor podrás optimizar tu tiempo de estudio. No pierdas tiempo haciendo largos resúmenes si no es lo tuyo, por ejemplo. Hay muchas maneras de estudiar como juntarse con otras personas, leer notas en voz alta o dibujar cuadros conceptuales y redes.

4. Manejá el estrés

Para muchas personas estudiar y trabajar puede ser una fuente de estrés. Por lo que es importante que encuentres una forma de manejar ese estrés. No olvides tomar descansos entre una actividad y otra, alimentarte bien, dormir lo suficiente, realizar actividad física y, en lo posible, tener vida social. Aunque a veces parezca imposible incluir todos estos elementos en tu vida, debés buscar la manera de organizarte y poder hacer todo. Un estudiante que se sobreexige termina colapsando a largo plazo.

5. Buscá un trabajo que se acomode a tu vida

Si bien no siempre podemos elegir nuestro trabajo, en lo posible buscá un empleo part time o con horarios flexibles. Si es un trabajo serio tienen que aceptar que tengas días libres para estudiar antes de exámenes, por ejemplo. Y si no conseguís todo esto, siempre podés trabajar de forma online como freelancer. Hay empleadores de otros lugares del mundo que pueden ofrecerte condiciones de trabajo más favorables.

Otra opción muy buena es buscar trabajo en la universidad misma. Todas las carreras tienen ayudantías pagas que son trabajos part time en los que estudiantes avanzados dan tutorías y ayudan a estudiantes que recién comienzan. Este tipo de trabajo también te permite sumar experiencia en tu área de interés para tu perfil profesional.

6. Encontrá tu escape

Cuando se tiene una vida agitada es importante buscar un momento del día en el que tu mente pueda escapar de tantas responsabilidades. Ya sea en el trabajo, durante una comida, mirando una serie por Netflix, o lo que sea, buscá un momento de relajación mental. Una mente cansada no es tan eficiente como una sin estrés.

En conclusión, no es imposible estudiar y trabajar. Mucha gente lo ha hecho antes y muchos otros lo harán. La clave está en organizarse para que la experiencia universitaria no sea un suplicio, sino una etapa linda en tu vida. Pensá en todos los beneficios que obtendrás si podés lograr un balance entre estudio y trabajo.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.