text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

11 cosas que deberías saber acerca de ser un diseñador de interiores

      
Fuente: Shutterstock

El diseño de interiores requiere una acreditación para ejercerlo, porque no se trata solo de decorar sino de armonizar espacios que cuentan con electricidad y plomería, además de estar inmersos en una legislación que tenés que respetar.  Conocé todos lo que implica ser un diseñador de interiores en la siguiente nota.

Conocé el programa de la Carrera Diseño de Interiores que ofrece la Nueva Escuela de Diseño y Comunicación

1. Necesitás un don para el diseño

Como en cualquier profesión, el instinto para desarrollar tareas pertenecientes a tu sector es fundamental. En el caso de los diseñadores de interiores, el don deberá reflejarse en el color, los arreglos, los textiles, el manejo del espacio, la armonía y la arquitectura para poder desempeñarte con éxito.

2. Ante todo es un trabajo

Externamente, diseñar interiores parece divertido y hasta relajante pero en el mundo profesional de esta área, es fundamental poseer conocimientos sobre historia del diseño, estructuras de edificios, construcción, ergonomía, psicología, espacio y dibujo creado con computadora.

Es importante destacar que los diseñadores trabajan con constructores, arquitectos, empresarios, entidades estatales y por supuesto, propietarios de viviendas. Por este motivo, requiere una formación académica capaz de brindar bases sólidas para atender las necesidades de cada uno.

3. Precisás conocimientos sobre códigos

Aprender sobre plomería o electricidad es imprescindible para un diseñador que optimiza el espacio de una construcción. Las leyes locales también son necesarias, en especial cuando decorás el exterior de un edificio ya que tenés que asegurarte que tus diseños no interfieren con las legislaciones establecidas.

4. Sos mutlitarea

Vas a trabajar en más de un proyecto a la vez, atendiendo necesidades diferentes y realizando varios diseños para distintos clientes que serán más o menos demandantes. Asegurate de distribuir tu tiempo para cumplir con todos y no perder el contacto. Un trabajo bien realizado es una puerta abierta para los que vendrán.

5. Diseñás para el cliente

Es una obviedad pero implica abandonar el gusto propio para materializar la visión de otra persona. Tus habilidades se vislumbrarán en el resultado, pero lo principal es capturar y proyectar la esencia del cliente dejando la tuya de lado. La función que cumplís allí no es reforzar tu estilo.

6. Enfrentás la insatisfacción de los clientes

El hogar de cada uno es como un templo sagrado que se cuida con esmero, por eso los diseñadores de interiores conviven con los pedidos inviables que solicitan los clientes. Conversar con ellos, explicar por qué no puedes atender una instrucción en particular y recibir la ira de quienes se ven afectados en su sueño de tener una casa con ciertas características, es parte de la profesión.

Tendrás que equilibrar las posibilidades reales con los deseos del cliente y tu habilidad como profesional para lograr un resultado agradable para las personas que pagan tu trabajo. Depender del público implica la incorporación de competencias en el relacionamiento social.

7. Podés trabajar virtualmente

Las innovaciones tecnológicas permiten que los diseñadores de interiores trabajen a distancia para cualquier parte del mundo. Existen portales y herramientas exclusivas para profesionales de esta área, que te ayudarán a realizar tus diseños desde la computadora hacia el país que elijas.

Si decidís ir por esta vía, tené en cuenta que dirigirás tu propio negocio por lo cual es imprescindible que te familiarices con temas de facturación, marketing y administración. Realizá cursos que te permitan adquirir habilidades en estas áreas.

8. Establecés tus horarios

A menos que trabajes para una compañía o brindes servicios integrales junto a otros profesionales, podés armar tu propio horario para ajustar las tareas que desempeñes para cada cliente. Es posible que siendo tu propio jefe pases alguna noche de insomnio pensando sobre el color de un único azulejo, pero la ventaja es que organizás la totalidad de tu trabajo.

9. Competís constantemente con tus colegas

Necesitás resaltar porque la competencia en este campo es alta y constante. Mantenerte actualizado en tus conocimientos a través de cursos, es una manera de lograr una ventaja en el mercado laboral. Comunicate con otros diseñadores para estar al tanto de las tendencias y buscá un mentor que pueda guiarte en tu carrera.


10. Tenés que armar un portfolio

Esta profesión requiere de evidencias visuales que puedas presentar a tus clientes. La mejor manera de hacerlo, es crear un portfolio con la recopilación de los trabajos que realizaste hasta el momento y en base a ellos, explicar qué modificaciones podrías ejecutar para transformarlo según el gusto del cliente.

En caso de que te hayas graduado recientemente y no estés en condiciones de armar un portfolio, es conveniente que trabajes gratis o con costos reducidos para agregar los resultados a tu historial hasta que tengas elementos suficientes como para vender tus diseños.


11. Disfrutás lo que hacés

Más allá de las peripecias que podrías experimentar con relación a las exigencias del cliente, la administración y los tiempos, entre otras situaciones que propician inconvenientes, es un trabajo que genera gran satisfacción con el producto final. Además, desarrollás tu creatividad mientras hacés felices a otras personas mejorando su vivienda o empresa.



Cursos de diseño de interiores en Buenos Aires

1. Curso de Decoración de Interiores (Estilo, Color y Equipamiento) (Presencial)
La Nueva Escuela de Diseño y Comunicación ofrece este curso de $1.000 con una duración de 3 meses. Su objetivo es brindar bases sólidas para la elaboración de proyectos arquitectónicos, decorativos y de diseño.

2. Curso sobre Decoración de Interiores(Online)

Un curso de la Nueva Escuela de Diseño y Comunicación con una duración de 4 meses y un costo de  $1.000. Consiste en un taller de decoración, diseño y pintura para capacitar profesionalmente a los interesados en esta área. 


3.Curso sobre Decoración de Interiores Comerciales

También dictado en Balvanera por la Nueva Escuela de Diseño y Comunicación, este curso tiene una duración de 9 meses y un costo de de $1.000 por mes. La cursada se dicta dos veces a la semana y te formará en lo que tiene que ver con la decoración de oficinas, locales comerciales, vidrierías, stand de exposiciones, etc.


4.Curso de Decoración de Interiores de Viviendas

Dirigido especialmente a personas interesadas en diseñar viviendas, este curso de 9 meses de duración de decoración de interiores de viviendas te enseñará a plasmar tus proyectos mediante dibujos técnicos y maquetas, y a desarrollar la observación así como diferentes pautas y ordenadores de diseño a diseñar viviendas.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.