text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

12 puntos claves para dejar de ser tan perezoso

      
Fuente: Shutterstock

La pereza es normal en todas las personas y todos somos en algún punto perezosos. Ser un poco vago no te convierte en una persona débil.  Para superarla es necesario crear buenos hábitos que te ayuden a mantenerte organizado, enfocado y motivado. Mediante la fijación de objetivos y la autorregulación, la persona estará motivada y será capaz de lograr las metas que le ayudarán a construir los hábitos necesarios para evitar la pereza. A continuación, te presentamos 12 hábitos simples para combatir la pereza. ¡Seguí leyendo!

Lee también
>9 hábitos mañaneros que aumentarán tu productividad
>10 charlas TED para cuando te sientas desmotivado en el trabajo
>10 charlas TED para practicar Mindfullness
>Debemos estar dispuestos a salir de nuestra zona de confort para crecer profesionalmente


1. Dejá a un lado las críticas

Cuando sentís que estás perezoso por demás y que no venís haciendo nada productivo, las críticas a uno mismo sólo conduce a sentirse más culpable. Por lo tanto, para sentirse motivado será mejor que pongas el foco en todo lo que hay para hacer y en cómo podés empezar a darle acción.

2. Empezá por pasos cortos

A veces lo más difícil es empezar, por eso, empezá dando pequeños paso hacia adelante. Dedicale tiempos cortos de 10 o 15 minutos a hacer las cosas que deberías hacer, ya sea hacer ejercicio, leer, etc.

Según la ciencia, más del 40% de las acciones diarias que realizamos no surgen de decisiones tomadas de forma consciente, sino que son producto de los hábitos

3. Auto regulación

Implica que deberás auto vigilarte para combatir las influencias negativas que te inducen a la pereza e impiden que puedas crear buenos hábitos. La auto regulación es una tarea difícil porque requiere de mucho auto control, pero su aporte puede ser muy significativo.

4. Objetivos

El simple hecho de trazarte una meta incrementa las chances de que las lleves a cabo en un 20 o 30%, asegura un estudio. Ponerte una meta es clave para mantenerte motivado. 

5. Lo más importante en la primera hora de tu día

Desglosá la tarea en pasos pequeños y comenzá a darlos desde la primera hora de la mañana. Al hacerlo de esta manera, vas a tener una percepción más positiva de tu día y te vas a sentir mucho más motivado para seguir adelante en ese camino durante el resto del día. Comenzar el día así, será mucho mejor que levantarte y revisar el correo electrónico o el Facebook y comenzar con las tareas importantes recién 30 minutos más tarde.

6. Trabajá con pequeñas pausas de descanso

Para hacer tu trabajo de forma más enfocada y rápida, será bueno tomar pequeñas pausas entre medio. Por ejemplo, decirse a uno mismo “voy a trabajar 20 minutos y cortar 5 minutos”. De esta manera, uno se sentirá más enérgico y más motivado para en ese tiempo lograr un trabajo de calidad.

7. Cerrá las rutas de escape de forma temporal

Cuando decidas sentarte a realizar un trabajo, hacelo lejos del celular, del control de la televisión o de cualquier otro factor que pueda ser motivo de distracción.

8. Hacé una lista con los aspectos negativos y positivos para renovar la motivación

Puede ser incómodo, pero tratar de ver las consecuencias negativas puede darle un impulso a tu motivación para poner en marcha el cambio positivo.

9. El desorden de tu vida

Buscá tus prioridades y las actividades que son más importante para tu día. A continuación, analizá qué puedes eliminar, minimizar o tal vez delegar.

Adquirir y consolidar un hábito puede tardar entre 18 y 254 días, asegura un estudio

10. Es bueno tropezar de vez en cuando

Siempre será bueno superar el miedo al fracaso y ver al fracaso como una experiencia de aprendizaje y como una manera de ser más constructivo y amable contigo mismo.

11. Buscá buenos ejemplos a seguir

Las personas de tu alrededor van a influir en vos. Si uno se junta con gente perezosa, será más fácil adaptarse a ese estado de ánimo y a esa manera de pensar. Pero si uno pasa más tiempo con personas motivadas, éstas personas influirán en tu pensamiento y en tu estado de ánimo también. Así que pensá bien lo que dejas entrar en tu mente y elegí bien con quién querés rodearte.

12. Apreciá y disfrutá de tu tiempo de descanso

El tiempo que pasás relajado, además de hacerte feliz, te permite recargar las energías. El problema es cuando pasás mucho tiempo así. Esto puede no ser saludable porque podés frustrarte por no avanzar hacia donde uno quiere o podés estresarte por no hacer lo que considerás importante. De todas formas, pasar una cantidad moderada de tiempo ocioso tiene sus beneficioso. Además, cuando uno pasa su tiempo de ocio de una manera que disfruta, se sentirá más motivado y con más energía para volver a trabajar de nuevo más tarde.

 

¿Hay algo que siempre has querido hacer? A través de su charla TED, Matt Cutts sugiere que lo pruebes durante 30 días. De esta manera, se convertirá en un hábito y lograrás cumplir con tus metas. Mirá el video “Prueba algo nuevo durante 30 días”:





Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.