text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

5 claves para mejorar la gestión de tu tiempo en el estudio

      
Fuente: Shutterstock

El comienzo de clases trae consigo la necesidad de asumir nuevas responsabilidadesajustarse a una rutina y respetar horarios, lo cual puede ser un gran desafío principalmente para quienes tienen dificultades para gestionar su tiempo, cuestión que puede perjudicar enormemente la performance de los estudiantes. Si vos sos una de estas personas, a continuación te proponemos 5 recomendaciones para que tomes el control sobre tu tiempo, y sobre todo, comiences este nuevo año lectivo con una actitud productiva y energizada. ¡Tomá nota!



Técnicas y hábitos de estudio que te lleven al éxito académico (EBOOK)

Una guía para todo estudiante universitario que buscan tener un paso exitoso por la universidad.

Contiene recursos, consejos e ideas para que el alumno pueda rendir al máximo y obtener los mejores resultados académicos.

Ebook sobre técnicas y hábitos de estudio para la universidad

1. Establecé un calendario mensual

Conseguí una agenda o calendario y tomá nota de todas las fechas importantes, por ejemplo, la entrega de tareas, la apertura y cierre de períodos de inscripciones a pruebas y la realización de parciales y exámenes finales. Este hábito no solo te servirá para recordar tus obligaciones, sino que te dará una idea de los plazos con los que contás para estudiar y te ayudará a mantenerte enfocado en sus metas.

 

2. Escribí una lista de prioridades cada semana

Elaborá una lista de las tareas que te gustaría y que deberías completar durante la semana antes de su comienzo, entre los días viernes y lunes, de forma tal de dividir tus objetivos a largo plazo para monitorear tu progreso. Por ejemplo, enumerá qué bibliografía debés leer, especificá los capítulos y páginas e incluí cuantas visitas a la biblioteca planeás hacer.

 

3. Diseñá un plan de estudios

Dicho plan deberá incluir  no solo las obligaciones académicas, sino también combinarlas con actividades de cuidado personal, descanso, alimentación y recreación. Separá tu tiempo comprometido de tu tiempo libre y estimá las horas de dedicación que requiere cada asignatura, partiendo de la base de destinar 2 horas de estudio por cada hora de clase cada semana. Para establecer períodos específicos de estudio, tené en cuenta los siguientes consejos: determiná cuándo ocurren tus fases de máxima y mínima concentración, evitá hacerlo durante la noche y comenzá por las materias más complejas.

Asimismo, recordá que el aprendizaje se producirá de manera más eficaz si lo dividís y distribuís de forma equivalente. Por ejemplo, planeá bloques de 50 minutos separados por períodos de descanso de 10 y preferí dedicar una hora durante 3 días consecutivos que dedicar tres en un solo día.

 

4. Sé determinado

De nada sirve diseñar un plan de estudio si no vas a respetarlo, por lo que es importante que te esfuerces por  convertirlo en un hábito. Sin embargo, en el caso de que no logres incorporarlo a tu rutina y sientas demasiada presión , es crucial reconocerlo  y tomar un descanso. Si bien es posible que te atrases, recordá que es preferible retirarte de la situación antes que las consecuencias se agraven.

 

5. Evualuá tus métodos

Examiná tus métodos de estudio con una visión crítica y, en el caso de detectar un inconveniente, buscá opciones para mejorar tus habilidades. Por ejemplo, cambiá tu espacio de trabajo si notás que el que usas habitualmente te distrae y utilizá los tiempos “muertos” para revisar, ya sea mientras aguardás en una espera o durante un viaje en subte. Asimismo, recordá modificar tu plan de estudios en el caso que sea necesario.

 

 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.