text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

5 hábitos que tenés que evitar durante el período de exámenes

      
Fuente: Shutterstock

Se acerca un nuevo período de exámenes y con ello llega el momento de ajustarse el cinturón y estudiar con más fuerza que nunca. Para asegurarte de que lo estás haciendo de la forma adecuada, en esta oportunidad te enseñaremos cuáles son los hábitos de estudio más ineficaces, que deberías asegurarte de evitar. ¡Tomá nota!



Técnicas y hábitos de estudio que te lleven al éxito académico (EBOOK)

Una guía para todo estudiante universitario que buscan tener un paso exitoso por la universidad.

Contiene recursos, consejos e ideas para que el alumno pueda rendir al máximo y obtener los mejores resultados académicos.

Ebook sobre técnicas y hábitos de estudio para la universidad

 

 

 
1. Escuchar música
Como ya hemos discutido anteriormente, la combinación de la música y el estudio no le agrada a todos por igual. Mientras que algunos sostienen que es una fuente de estímulo y concentración otros la consideran un elemento sumamente distractor. Por este motivo, lo ideal será que pruebes estudiar de ambas formas, con música y en silencio, y decidas cuál de las dos opciones te favorece más. En el caso que optes por estudiar acompañado de una melodía, te recomendamos que leas nuestra nota Descubrí 4 estilos de música que aumentarán tu productividad y conozcas que ritmo deberías escuchar de acuerdo a la tarea que vayas a desarrollar.

 
2. Reunirte con un grupo de estudio
Estudiar en grupo o en pareja resultará de gran ayuda para mantener tu motivación, y sobretodo, logrará que las jornadas de estudio sean más amenas e incluso algo divertidas. Sin embargo, es importante que recuerdes que el examen será individual, por lo que también deberías estudiar por tu cuenta al menos en un par de ocasiones.

 
3. Usar solo un método de estudio
Muchos estudiantes creen que para estudiar y memorizar algo alcanza con leer y releer el material una y otra vez, sin embargo, existen técnicas de estudio más dinámicas, y posiblemente más divertidas, que esta. Por ejemplo, podés crear esquemas o mapas mentales a medida que lees, crear flash cards o tarjetas de aprendizaje o, en el caso de ser posible, mirar videos, charlas TED o películas que refieran a la temática que estás estudiando.

 
4. Negarse a tomar un descanso
Si bien no hay dudas de que para aprobar un examen es imprescindible estudiar, la evidencia científica indica que jornadas de estudio demasiado extensas pueden acabar por perjudicar el rendimiento del alumno. De hecho, los expertos recomiendan no hacerlo durante más de tres horas consecutivas y sugieren tomar pequeños descansos. Leé nuestra nota Descubrí por qué estudiar muchas horas no equivale a una mejor calificación y conocé más detalles.
 


5. Estudiar en un ambiente informal
Estudiar recostado en tu cama suena sumamente cómodo, aunque muy poco productivo. Si bien estudiar de esta forma podría ser suficiente para leer o repasar un material, el período de exámenes exige algo más de esfuerzo. En estos casos, es preferible acudir a un lugar que te permita mantener tu atención, por ejemplo una biblioteca. Si tu universidad o colegio no cuenta con una, leé nuestra nota ¿Cuáles son las ventajas de estudiar en una biblioteca? y conocé algunas opciones en Buenos Aires.
En caso de que prefieras quedarte dentro de tu casa, te recomendamos que utilices una de estas 5 herramientas para evitar distracciones mientras estudias.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.