text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

El futuro de América Latina depende de lo que pase en la educación

      
Fuente: Shutterstock

El pasado miércoles 13 se publicaron los resultados del ranking más amplio realizado hasta ahora, donde se compara a estudiantes de secundaria de 76 países en matemáticas y ciencia. Se ratificó una vez más la enorme diferencia que existe entre los estudiantes latinoamericanos y los del este de Asia. Jóvenes de 15 años de Singapur, Hong Kong y Corea del Sur obtuvieron los mejores resultados en matemática y ciencia.

Lee también
» UNESCO lanzó el informe de seguimiento de la Educación para todos en el mundo 2015
» Educación: Finlandia plantea eliminar materias como matemática e historia
» "La educación sin alma es la que agota a los estudiantes", dijo el vicerrector de la Universidad de Navarra 

 

Sin lugar a duda, las fallas en la educación además de quitar oportunidades a miles de adolescentes latinoamericanos, impacta negativamente en el desarrollo económico de un país, siendo esto último el foco del informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

 

Conclusiones del informe de la OCDE

1. Tener una mala educación condena a la economía

Por ejemplo, si en México todos los jóvenes terminaran el nivel básico en matemáticas y ciencia, su Producto Bruto Interno, aumentaría un 551% en 80 años. El de Argentina sería un 693% mayor. Entendiendo como nivel básico, lo que equivale a 420 puntos en las pruebas PISA.

Según Eric Hanushek, profesor de la Universidad de Stanford (EEUU) y uno de los autores del informe, el futuro de América Latina depende de lo que pase en sus colegios.

2. La educación no se mezcla con el dinero

Para poder competir y desarrollarse, América Latina tiene que mejorar las habilidades de la población. Si bien los recursos naturales son de gran ayuda económica, la relación que mantiene con la educación es negativa. Países con escasos recursos naturales –Finlandia, Japón-, saben que su futuro está en la educación y apuntan a eso.

Por el otro lado, en países como Argentina y Venezuela su ingreso se basa en la explotación de recursos naturales, pero el mundo está prestando atención a lo que se conoce como el capital de conocimiento de las naciones, es decir, una economía de conocimiento y desarrollo humano.


3. Educación de calidad

Es básico tener una educación obligatoria y universal, luego se debe pensar qué tipo de habilidades cognitivas transmitir. Hoy en día, saber leer y escribir no es suficiente, se debe comprender y tener la capacidad de razonar y concluir a partir de conceptos matemáticos. ¿Cómo? Primero que nada, lograr el nivel básico de matemáticas y ciencia, y a partir de ahí, formar un aprendizaje más profundo.

Si América Latina quiere competir y desarrollarse, debe mejorar las habilidades de su población.

4. La riqueza de un país no justifica a la educación

Un claro ejemplo son los jóvenes de 15 años de Estados Unidos, dónde el 24% no completan el nivel básico en matemática y ciencia. La clave está en saber en qué gastar los recursos, una buena manjera sería mejorando el nivel y habilidad de los profesores: premiando y reconociendo a los más efectivos y ayudando a los no tan buenos.


5. Los valores son fundamentales

En China, padres y abuelos invierten todo en la educación de sus hijos y/o nietos, porque están convencidos del valor que ésta tiene. El informe sugiere que todos los niños son capaces de alcanzar un buen nivel, más aún cuando los padres se involucran con la educación de sus hijos.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.