text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La calidad de la educación mejoró gracias a las evaluaciones nacionales de aprendizaje, según informe de la UNESCO

      

El pasado 9 de abril, la UNESCO publicó el Informe de Seguimiento de la Educación para todos 2015 producto de los compromisos educativos asumidos en el Foro Mundial de la Educación en Dakar en el año 2000. La calidad de la educación es el último de los seis objetivos planteados en la cumbre y a lo largo de estos quince años se descubrió que, la ampliación del acceso no mejora automáticamente la calidad de la educación, en cambio, si estos dos factores se unen es posible expandir el número de vacantes y los niveles de aprendizaje. 


» Visitá el especial del Informe Educación para Todos de la UNESCO y descubrí la realidad educativa de los países de la organización


Según el Informe, la cantidad de evaluaciones nacionales de aprendizaje, fue un factor determinante para mejorar la educación. En trece años (del 2000 al 2013) se aplicaron 1167 evaluaciones, cuando en la década de los 90 solamente se hacían 283. Con ésto, los datos recogidos pueden ser usados con mayor precisión y eficiencia, por ejemplo, en la remodelación de materiales didácticos.

Para subsanar el déficit de profesores, se necesitaría 4 millones de educadores, y que el 63% este en África Subsahariana.

Sin embargo, aún sigue en pie el dilema, por ejemplo, de los profesores. Todavía hay una gran diferencia en la tasa de alumnos por profesor. Por ejemplo, en la educación primaria de 121 países -en un total de 146- se logró bajar el número de estudiantes por docentes. En los mejores casos, que se dieron en Europa y América del Norte, hay 1 profesor por cada 14 estudiantes. En cambio, este dato contrasta con el caso de África Subsahariana dónde hay 1 profesor cada 42 estudiantes. Y si hablamos de un profesor formado, el número sigue aumentando hasta llegar a 55 estudiantes por 1 profesor capacitado. En el caso de América Latina, el promedio es de 23 alumnos por docente.

Para subsanar el déficit de profesores, se necesitaría 4 millones de educadores, y que el 63% este en África Subsahariana. Por otro lado, los profesores que están realmente calificados en la escuela primaria son muy pocos. Por ejemplo en Guinea-Bussau, apenas un 39% de los maestros cumplen con los requisitos. Desde la UNESCO se cree que para resolver este problema, los gobiernos deben valorizar a los profesores, por ejemplo, mejorando los salarios y creando planes de carreras.

Desde la UNESCO se cree que los niños deberían estar entre 850 y 1000 horas dentro de la escuela ya que eso influye directamente en el desempeño escolar.

Sin embargo, la calidad de la educación no depende únicamente de los educadores. Está en relación con el fortalecimiento de los materiales didácticos, la estructura adecuada de las aulas y el tiempo que los alumnos pasan dentro de la escuela influye directamente en el desempeño, que, para la UNESCO lo ideal sería entre 850 y 1000 horas.

En cuanto a las prácticas pedagógicas, el informe cree que los gobiernos deben estimular programas relevantes e inclusivos, pedagogías apropiadas y eficaces, el uso de lengua materna de los niños y el empleo de las tecnologías adecuadas. En cuanto a esto último, los celulares son vistos como poseedores de un gran potencial para la educación, ya que los entienden como computadoras móviles.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.