text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo afrontar los cambios en tu rutina de trabajo positivamente

      
Ser positivo es importante tanto en la oficina como en la vida
Ser positivo es importante tanto en la oficina como en la vida  |  Fuente: Shutterstock
  • Las rutinas de trabajo pueden cambiar por diferentes motivos.
  • Los trabajadores deben ser capaces de mantener su motivación sin importar las circunstancias.
  • Una actitud positiva es esencial para adaptarse a situaciones inesperadas.

La llegada de nuevas tecnologías al mundo del trabajo es el principal motivo por el que este cambia a grandes velocidades. Pero no es el único.

Las empresas son cada vez más conscientes de que deben actualizarse según las tendencias mundiales para poder competir en un entorno donde las barreras son cada vez menos visibles. Para ello deben cambiar sus objetivos de negocio, metodologías de trabajo y apostar por la formación de sus trabajadores.

Este cambio de paradigma no solo afecta a las empresas, sino también a los trabajadores que deben realizar diferentes acciones para asegurarse de conservar sus empleos.

Jornadas más cortas, tareas que se realizan mediante dispositivos tecnológicos, oportunidades de trabajar a distancia, conectividad con personas de todo el mundo... Los profesionales deben adaptarse a una amplia variedad de cambios en su rutina de trabajo.

¿Cómo lograr esta adaptación? ¿Cómo enfrentar los cambios de forma positiva? Te enseñamos algunos trucos con los que podrás lograrlo:

Dosificar la preocupación

Puede que en un futuro todo cambie drásticamente, que tengas que adaptarte a manejar decenas de programas para hacer lo que hoy hacés de forma tradicional, que te veas obligado a convivir con robots y que tu profesión no sea tan bien remunerada... Sí, pero todo eso pasará dentro de unos años, por lo que de nada sirve preocuparse en exceso hoy. Lo que sí tenés que hacer es ocuparte.

Buscá capacitación

Adaptarse a la nueva tecnología no es sencillo, de hecho, muchas veces esta es la principal causante de estrés. Por lo que para evitarlo y tomar estos cambios de forma positiva lo recomendable es encontrar capacitación.

Buscá un curso que te permita adquirir las habilidades que demanda tu empleo, y de este modo no te estresarás al tener que aplicar los cambios que te solicitan.

¿Conocés todas las profesiones que podés elegir?

Encontralas todas en un solo lugar


Pensá en tus beneficios

Aprender algo nuevo siempre es un beneficio, por lo que un cambio en la rutina de trabajo no debería ser visto como negativo. Sí puede ser incómodo o generar incertidumbre, pero nada más que eso.

Pensá en lo que vas a aprender, en que puede que este cambio te acerque más al profesional que querés ser.

Preguntá

Si tienes la oportunidad de evacuar tus dudas con un superior o jefe, puede ser positivo que aproveches esta oportunidad. Si lo hacés, no olvides preguntar qué se espera que logres con los nuevos cambios, para saber exactamente cómo actuar ante ellos.

Apoyate en tus compañeros

Los cambios no solo aplican a ti, aplicarán a todo tu entorno de trabajo, por lo que no tienes por qué preocuparte solo. Todo lo contrario, mientras más compartas con tus compañeros más comprenderás que tu preocupación es en vano.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.