text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

En el mundo se consume 10% más de los alimentos necesarios

      
Fuente: Shutterstock

La población mundial consume 10% más de los alimentos que necesita, de los cuales el 9% se tira a la basura o se echa a perder, según un informe de la Universidad de Edimburgo basado en la investigación de diez etapas del sistema de alimentación mundial y datos de la ONU para la Alimentación y la Agricultura. Más allá de los efectos negativos que tiene el consumo excesivo para la salud, el informe demostró que estas cifras tienen consecuencias desfavorables en el medio ambiente.



Te puede interesar

>29 alimentos que mejoran el rendimiento intelectual
>Estudiar Agronegocios en Argentina: 10 carreras de grado y posgrado
>El sector agropecuario tendrá mayor expectativa de empleo en 2017



El consumo desmedido tiene su origen en la mercantilización de alimentos, resultando en un 10% extra cuando existen 793 millones de personas en el mundo que sufren de hambre según la agencia de la ONU para la Alimentación y la Agricultura. La producción de gran magnitud implica que se destinen extensas pociones de tierra para el monocultivo y técnicas comerciales que reducen el grado de competitividad en los campesinos de muy bajos recursos.

El informe de la Universidad de Edimburgo analizó diez etapas del sistema de alimentación mundial para estimar las pérdidas, concluyendo que se desperdician millones de toneladas especialmente en el sector ganadero que alcanza un 78% de desperdicios (840 millones de toneladas). Las causas principales son la compra desmedida, las sobras y la ineficiencia de la producción por falta de conocimientos, técnicas, tecnologías o estrategias de negocio para potenciar un producto.

Además, el estudio publicado en la revista Agricultural Systems, reveló un crecimiento en la demanda de carne y productos lácteos, que son justamente los que constituyen gran parte de las pérdidas. Satisfacer esta demanda por intereses comerciales, provocaría mayor excedente de alimentos, daños en el medio ambiente, afectación en la biodiversidad, disminución de la participación de pequeños comerciantes o campesinos en el mercado y trastornos en la salud alimenticia.

Una posible solución planteada por la institución, es generar hábitos alimenticios que requieran menor cantidad de derivados animales, comprar solo las cantidades necesarias de alimentos para reducir los desperdicios por persona y educar a la población para satisfacer esta necesidad sin afectar su salud ni los recursos naturales y disminuyendo la diferencia social respecto a quienes tienen escaso acceso al sistema de alimentación.

 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.